Qué es un KPI en el marketing digital

También puede interesarte:

Un KPI es un indicador que te permite medir la eficacia de las acciones realizadas en tu estrategia de marketing. Esta herramienta te permitirá resumir con fórmulas y métricas los avances en diferentes tareas o acciones llevadas a cabo por tu empresa. De esta forma, podrás decidir cuáles deben ser reorientadas, mantenerse o eliminarse según los resultados que hayas obtenido.

Qué es un KPI

Significado de las siglas KPI

Esta nomenclatura son las siglas del término inglés “Key Performance Indicators”. Esto en español podría traducirse como “Indicador Clave de Rendimiento”. Un nombre bastante claro y directo, ya que literalmente te esta diciendo que te servirá para medir el rendimiento o la eficacia.

Definición de KPI

Podríamos definir los KPI como variables, factores o unidades de medida que sirven para indicarte la evolución de las acciones llevadas a cabo en una estrategia.

¿Para qué sirve?

Cuando implantas determinadas acciones o protocolos en tu empresa esperas conseguir ciertos resultados de ello. Sin embargo, te costará mucho saber si esas acciones que has decidido llevar a cabo realmente están funcionando o teniendo alguna clase de resultado antes de que llegues a la meta.

Por ejemplo, imagina que te has propuesto correr 10 kilómetros seguidos. Te has fijado esa meta y has fijado un punto de partida y un punto de llegada, pero nunca nates habías recorrido esa distancia a pie. Para lograr tu objetivo, decides correr de manera relajada, para no cansarte demasiado y aguantar todo el recorrido, y mantener un ritmo constante. En principio te parece que son las mejores acciones a llevar a cabo para lograr tu objetivo. Sin embargo, no puedes estar seguro de que con esta estrategia cumplirás tu objetivo.

¿Qué puedes hacer para comprobar si esta es realmente la estrategia correcta para lograr tu meta? Podrías tener ciertos indicadores que te ayudarán a saber si te estas acercando a lo que esperas. De esta forma, podrías llevar contigo un gps que midiera la distancia recorrida y te indicará cuantos kilómetros quedan o un medidos de pulsaciones con el que controlar tu ritmo cardiaco. Estas herramientas te permitirán saber si la estrategia que estas llevando a cabo y las acciones que estas realizando realmente te están acercando a tu objetivo o si no están dando resultado y deberías modificarlas.

Para esto es exactamente para lo que sirven los KPIS, para medir si las acciones que realizas en tu empresa te están acercando a tus objetivos o si, por el contrario, precisan de algún cambio o modificación para conseguir resultados.

Tipos de KPIs

Hay tantos parámetros que puedes medir en tu empresa como acciones se estén realizando en la misma. De esta forma, tienes a tu disposición una infinita variedad de KPIs distintos para seleccionar. Sin embargo, tu labor es decidir cuales son los que más interesan a tu negocio. Para ello, debes tener en cuenta que es exactamente lo que quieres medir en función de los objetivos que te hayas propuesto. Una vez lo tengas claro, tendrás que analizar si esas acciones se pueden medir de manera cualitativa o cuantitativa.

KPI Cuantitativo

¿Los resultados que quieres medir pueden contarse numéricamente? Entonces estas utilizado un KPI cuantitativo. En tu negocio contarás con muchísimos datos números a analizar como, por ejemplo, la cantidad de seguidores en redes sociales, el número de clientes, la tasa de rebote, la cantidad de formularios o contactos que se reciben, etc.

KPI Cualitativo

Si el parámetro que intentas medir no puede ser analizado con números, pero sí que puedes evaluar la calidad entonces hablamos de un KPI cualitativo. Po0r lo tanto, podrás utilizar como indicador la eficiencia o la productividad de las acciones. Este caso podría ser el de conseguir la respuesta que esperabas por parte de los usuarios a la web o si estamos atendiendo a nuestros clientes de manera personalizada y detallada.

Categorización de los KPIs

Dentro de tu negocio tienes a tu disposición diferentes KPIs a utilizar según el departamento en el que te encuentres.

KPIs Primarios

¿Qué es lo que el jefe del negocio quiere conocer? ¿Qué es lo que realmente te interesa? Saber si la empresa esta ganando dinero, ¿verdad? Los KPIs primarios son aquellos que te permitirán medir los leads, el tráfico a la web, cuánto te cuesta conseguir un lead, los ingresos o la tasa de conversión. En definitiva, son la clave para saber si el objetivo principal de la empresa esta cumpliéndose.

KPIs Secundarios

Tu objetivo siempre va a ser conseguir más ventas y hacer que el negocio crezca. Sin embargo, si solamente medimos los indicadores primarios, vemos que van bien y esperamos, llegará un punto en el que inevitablemente estos empeoraran. Necesitas conservar los buenos resultados y, para ello, debes saber el porqué de esos buenos resultados. Estos porqués son precisamente los KPIs secundarios. Algunos ejemplos de KPIs secundarios serian los suscriptores del blog, el coste de cada visitante, el origen o las fuentes del tráfico a nuestro sitio web.

KPIs Prácticos

Sin embargo, aun quedan una gran cantidad de parámetros que pueden medirse en tu negocio, aunque no estén tan relacionados de manera directa con las ventas, ¿verdad? Todos aquellos detalles que nos ofrecen datos sobre el comportamiento o las características de los usuarios te van a servir para saber que es interesante para tu objetivo y te puede ayudar a conseguir mejores resultados para la empresa. Por ejemplo, las paginas que mas se ven en cada visita, las palabras clave más buscadas, los visitantes nuevos y recurrentes, las interacciones que se realizan a través de las redes, etc.

Ventajas de usar KPIS

En tu negocio necesitas tomar decisiones basadas en hechos, basadas en análisis. Si solamente te dejas llevar por tu intuición y no analizas si esas labores están aportando ganancias o evolución a la empresa, es posible que el trabajo realizado sea en balde. Por eso, la principal ventaja que encontrarás al utilizar los KPIs en tu negocio es que estarás tomando decisiones en base a un análisis previo y a sus resultados. De esta forma, tendrás información sobre cada parte del proceso y su evolución. Así sabrás si continúas realizando determinadas acciones o debes modificarlas en base a unos resultados medibles.

Por supuesto, esto supone mayor eficiencia y eficacia en los procesos del negocio. Ten en cuenta que podréis tomar decisiones mucho antes, al basarse en unos determinados parámetros que se analizan de manera regular. La precisión en tu toma de decisiones será mucho más clara para todo el equipo.

¿Cómo escoger un buen KPI?

Lo primero que debes tener en cuenta es que el KPI que elijas sea realmente importante para tu negocio. Piensa solamente en tu empresa y en cómo te gustaría que fuera. Antes de elegir tus indicadores, necesitas tener unos objetivos. Si ya tienes claro las metas que quieres alcanzar, asegúrate de que escoges KPIs que cumplan los siguientes requisitos:

Disponibilidad para ser medido

Si lo que quieres analizar no puede medirse ni de manera cuantitativa ni de forma cualitativa, entonces no es un KPI. Para que puedas utilizarlo como indicador de la eficiencia debe ser un parámetro que puedas medir para hacer un seguimiento y analizar sus resultados.

Importancia para la base del negocio

No te fíes de lo que midan otras empresas, incluso otras de tu sector o tu competencia, ya que es posible que tengan otros objetivos o den más relevancia a otros factores. Analiza qué es lo que realmente te interesa a ti para tu negocio, cuáles son tus objetivos, y en base a ello decide tus KPIs.

Relevancia como indicador

Hay cientos de miles de parámetros que puedes medir. Podrías seleccionar mil KPIs a los que hacer un seguimiento exhaustivo para tu empresa. Sin embargo, si esos parámetros no van a aportarte nada útil ni decisivo para el negocio, entonces ¿para qué los quieres? Por ejemplo, imagina que te ofrecen un informe en el que te muestran el tiempo de estancia en tu web, las páginas más visitadas, de donde proceden los usuarios, si son hombres o mujeres y si entraron desde un ordenador o desde un móvil. ¿no preferirías renunciar a todos estos datos a cambio de saber exactamente cuantas visitas a recibido tu web? El mes que viene podrías ver si has recibido más visitas que el anterior, mientras que si continuarás recibiendo el primer ejemplo, sabrías muchos datos más, pero que son irrelevantes en comparación con tráfico total de la página. Elige aquellos que te aporten resultados concretos y que realmente te importen.

Datos que ayuden a la toma de decisiones

¿De que te sirven los indicadores si no es para tomar decisiones? Asegúrate de que aquellos KPIs que elijas vayan a servirte para tomar decisiones dentro de la empresa o de la estrategia que se este llevando a cabo.

Cadencia de revisión

Necesitas saber si las acciones que se realizan están funcionando o no. Para ello, tienes que medir los indicadores cada cierto tiempo, de manera regular. Así podrás comparar los resultados y valorar los efectos y reacciones de cada labor llevada a cabo. Por esta razón, debe seleccionar indicadores de los que puedas obtener datos de manera recurrente.

Los KPIs más importantes en SEO

El posicionamiento SEO engloba una enorme cantidad de parámetros que Google y los demás buscadores tienen en cuenta a la hora de colocar tu web en sus rankings y de valorar su autoridad. Teniendo un abanico tan amplio es muy difícil poder medir absolutamente todos. En lugar de perder el tiempo en indicadores que te aportan datos superfluos, debes centrarte en analizar los KPIs de SEO más importantes para tu negocio.

ROI (Retorno de la inversión)

¿Quieres saber si la campaña esta siendo efectiva? El ROI es el valor económico generado al realiza la campaña, por lo que te permitirá saber cómo de efectiva esta siendo para el negocio. Así, podrás determinar si lo invertido en la estrategia de SEO esta sirviendo para lograr las metas del negocio.

Conversiones

Necesitas sabe cuantas conversiones se realizan en tu sitio web gracias a las visitas de trafico orgánico. De esta forma, podrás determinar la cantidad de clientes que consigues y que porcentaje de visitas se convierte en un lead.

Visibilidad orgánica (impresiones)

Te interesa saber como de visible eres en los buscadores como Google. Lo interesante de este factor es que no depende dela época del año, por lo que , incluso si no hay clientes buscándonos en este momento, podremos determinar si estamos bien colocados en Internet o no. En otras palabras, independientemente de las visitas a la web o las conversiones, este parámetro nos permitirá saber si estamos por encima de la competencia para que , cuando nos busquen, apaezcamos y nos encuentren.

Sesiones orgánicas (visitas)

Una de las meticas más importantes para el SEO es la cantidad de usuarios que visitan tu web gracias al posicionamiento orgánico. Este KPI puede variar en función de la época del año a pesar de que la estrategia de posicionamiento este funcionando. Por ejemplo, una empresa que venda aire acondicionado tendrá mucho más tráfico en las épocas más calurosas que en los meses de invierno. Sin embargo, a esta misma empresa le resultará muy útil saber cuantas personas visitaron su web encontrándola en Google este año respecto al año anterior, por ejemplo.

Ratio de trafico de marca / sin marca

El posicionamiento. SEO se encarga de traerte nuevos clientes que no conocieran antes tu marca, ya que te encontraran al buscar tus productos o servicios, no el nombre de tu empresa. Po esa razón, te resultará útil conocer el ratio de trafico sin marca que llega a tu web.

Número de palabras clave

Si tu página web solamente esta posicionada por una palabra clave, por muy interesante que sea esa keyword, solamente te encontrarán las personas que busquen eso específicamente. Si estuvieras posicionado por 200 palabas recibirías el tráfico de todas las personas que busquen cada una de esas palabas clave. Por lo tanto, resulta clave que consigas aumentar el número de palabras clave por las que posiciona tu web.

Posición de los términos de búsqueda

Sin embargo, de poco sirve esta posicionado por miles de palabras clave si estas se encuentran a partir de la segunda página de Google. Tan importante es que crezca el número de palabras clave por las que posiciona la web, como conseguir que estas asciendan en el ranking de Google.

Backlinks

Los backlinks te permitirán conseguir que aumente la autoridad de tu sitio web, por lo que es una idea fantástica utilizarlos como KPI del rendimiento SEO. Además, puedes medir tanto el número de enlaces follow como los no follow.

CTR

El CTR o Click Though Rate te permitirá saber cuantos clicks recibes en la web por cada cuantas impresiones. En otras palabras, podrás medir la cantidad de visitas a la web por el número de personas que ven tu página entre sus resultados de búsqueda. Es decir, de las que están interesadas y han buscado un término relacionado con tus productos o servicios y han visto tu web en los resultados, cuántas han decidido entrar en ella. Así determinarás si tu página es atractiva para los usuarios.

Tasa de rebote

Imagina que tienes un local físico y cada día observas que un número significativo de personas entran a la tienda, miran el local y salen del mismo sin más interacción para meterse en otro establecimiento de la competencia. ¿No te interesaría saber cuántos usuarios acceden a tu web pero deciden volver al buscador para encontrar otro resultado diferente a ti? Te daría muchos datos sobre si el contenido que ofreces o la estética de tu web interesa a los usuarios. Esto es exactamente lo que mide la tasa de rebote.

Tiempo de estancia en página

Si sabes cuánto tiempo dedican tus usuarios a cada página de tu web podrás determina si lo que les ofreces les interesa.

Problemas de cobertura

Si alguna de tus páginas muestra un error, el posible cliente saldrá espantado de la web, ya que no podrá acceder al contenido. Necesitas saber cuantas páginas tienen estos errores y si se están solucionando.

Velocidad de carga

La navegación en Internet se mueve a un ritmo vertiginoso. Si alguna de tus páginas tarda demasiados segundos en cargar puede suponer que pierdas potenciales clientes ansiosos por ver el contenido y que decidan abandonar la web para buscar a un competido más rápido.