s
Web Agency
De sanctibus despatis dos picis Lorem Ipsum. Proin gravida nibh vel velit auctor aliqun sollicitudin. De profundis domine matris idea.

¿Qué son las redirecciones 301 y 302?

redirecciones

¿Qué son las redirecciones 301 y 302?

Lo primero de todo, ¿qué es una redirección?

Las redirecciones son elementos que sirven para enviar de forma automática y directa a los visitantes de una web a otra distinta o a una nueva zona de la misma web en la que se encontraba. Existen dos tipos de redirecciones principales, las de tipo 301 y las de tipo 302. Estos códigos son una manera de indicar al motor de búsqueda Google si la URL es temporal o permanente.

Google rastrea las webs, inspeccionándolas cada cierto tiempo para conocerlas de forma activa y poder ofrecer los mejores resultados en su buscador.  En el caso en el que queramos señalar a los buscadores u otros visitantes de la página web que esa dirección ha cambiado de forma temporal se utiliza el código 302, mientras que si queremos dejar como contenido fijo esa redirección, el empleado es el código 301.

 

¿Cuándo debemos utilizarlas?

Realmente las redirecciones utilizadas no son importantes para los usuarios que se conecten, ya que el efecto para su experiencia será el mismo: ser redirigido a la dirección indicada. Sin embargo, el redireccionamiento web es fundamental para los motores de búsqueda y para que puedan gestionar si esos contenidos entran en la base de datos de manera definitiva. Para poder emplearlas de forma eficaz necesitarás conocer en detalle en que consiste cada una y cuáles son sus diferencias.

 

 

¿Qué es una redirección 301?

Como ya hemos señalado la redirección 301 es permanente, es decir, son definitivas. Esto supone que Google las interpreta de forma automática y estable, trasladando gran parte de los visitantes a la web indicada para redireccionarse. Los buscadores podrán renovar sus contenidos con las nuevas direcciones, pero también evitará que en tu espacio web aparezca el famoso error 404, ya que se puede redireccionar de forma directa una página, un directorio o, incluso, el dominio entero. De esta forma se convierte en un importante recurso para garantizar el mejor mantenimiento de una web.

Además, al realizar la redirección 301 se estima que entre el 90 y el 99% de la fuerza SEO de la página se traspasa de forma directa a la URL, por lo que su posicionamiento en los motores de búsqueda no se tiene por qué ver afectado. Sin embargo, también se corre el riesgo de perder link juice del dominio anterior. Este problema suele ocurrir cuando la redirección es a un dominio que no guarda ninguna relación temática con el caso anterior, ya que Google lo interpretará como un engaño.

La redirección 301 es muy útil en los casos en los que se quiera realizar un cambio de dominio o cuando es necesario realizar algún cambio en las URL, como por ejemplo cuando se busca que sean semánticas o amigables. Además, también puede ser una herramienta para aprovechar el posicionamiento de algún contenido con bastante antigüedad, elaborando un artículo actualizado. Aunque se calcula que a los 6 meses Google ya habrá interpretado todas las redirecciones, se aconseja esperar un año antes de eliminarlas. Recuerda que en Impacto SEOmarteking queremos ser tu agencia seo en Madrid, ayudándote a posicionar tu negocio en las primeras posiciones de Google.

 

 

¿Qué es una redirección 302?

En el caso de la redirecccion 302, este código indica que el contenido solicitado está disponible pero que sufre una redirección temporal, es decir, que se encuentra en otra parte por un periodo de tiempo. En este caso Google interpreta que la URL antigua debe seguir presente en los resultados del motor de búsqueda, asumiendo que la redirección solamente es temporal.

Esta clase de redirección se utiliza cuando existe alguna clase de contenido en nuestra página que debamos corregir, de esta forma podemos dirigir al usuario a otro espacio mientras que solucionamos el problema en la página original. También es una herramienta muy útil cuando se quiere enviar a los usuarios a ciertos enlaces en fechas concretas, como por ejemplo cuando hay un periodo de rebajas en sus productos.

Respecto a su influencia en el posicionamiento SEO, en el caso de la redirección 302, la fuerza no se traspasa a la nueva URL.  Como la redirección ha sido creada para utilizarse solo en determinados casos y no de forma definitiva, el SEO de la página original no se ve alterado porque no se traspasa.