Significado y Sinónimos Branding de marca

Para que tus potenciales clientes se decanten por ti en lugar de por otros negocios similares al tuyo, necesitas tener algo diferenciador. El branding de marca te permite mostrar a los clientes la esencia de tu negocio, aquellos valores que lo hacen único. Así, solamente querrán comprar o contratar lo que tu empresa les ofrezca.

Definición de branding

Es el proceso de construcción y gestión de tu marca.  Consiste en todas aquellas acciones que realizas para planificar y dar forma a la imagen corporativa de tu empresa. Por lo tanto, el branding incluye todas aquellas estrategias que tienen como fin transmitir los valores, la estética y el espíritu de tu negocio a tus posibles clientes.

¿Qué es branding? Su significado


Branding es una palabra de origen inglés que se utiliza en el ámbito del marketing. Se trata de un término muy popular en español, a pesar de que no forma parte del diccionario de este idioma. Sin embargo, podríamos traducir branding como la gestión de una marca.

¿Qué es un Brand manager?


Si cuentas con un profesional que se encarga específicamente de gestionar tu marca, cuentas con un Brand manager. Su objetivo será conseguir que tu empresa aumente su valor de mercado y destaque sobre e resto de competidores. En otras palabras, un Brand manager es el especialista que se encarga de conseguir que tu negocio sea la opción favorita de los potenciales clientes. Para ello, debe conocer perfectamente tu producto. Además, tiene que investigar el mercado y a tus clientes, asegurándose de conocer perfectamente a los competidores directos de tu empresa. De esta forma, podrá encontrar los problemas y conflictos de tu marca y gestionar la estrategia de branding para crear campañas de marketing efectivas.

¿Por qué es tan importante el Branding?


El branding es fundamental para tu empresa principalmente porque es tu arma para destacar frente a tus competidores directos. Cuando necesitas contratar un servicio o contratar un producto, tienes a tu disposición una gran variedad de opciones. ¿Qué es lo que te hace decantarte por un proveedor en lugar de otro? En la mayor parte de los casos, te estarán ofreciendo productos o servicios muy similares y a precios parecidos. Así, lo único a lo que puedes agarrarte para tomar tu decisión es lo que te transmite el negocio.
Ahora imagina que entras en un establecimiento o visitas una página web que parece desorganizada, tienes la sensación de que no se preocupan por ti, que simplemente quieren vender y, además, no te gusta el estilo. Si este es el caso, lo más probable es que decidas abandonar el lugar sin gastarte tu dinero porque no confías en ellos.
Qué diferente es cuando entras a un sitio en el que todo parece controlado y organizado, en el que te cuidan y te hacen sentir importante o, al menos, que se preocupan por ayudarte. Esto te hará sentirte a gusto y confiarás en ese negocio.
El branding o la gestión de la marca se encarga de conseguir que tus clientes confíen en el negocio. Te ayudará a ganar prestigio en el sector y reconocimiento de cara al público. Cuestiones fundamentales para destacar por encima de tus competidores.

Elementos del Branding

Aunque el branding de una marca abarca una gran cantidad de parámetros relacionados con la imagen de la empresa, se pueden agrupar en cinco elementos fundamentales. Si trabajas estos puntos podrás conseguir que tu empresa sea todo un referente del sector. Así, los potenciales clientes no solamente te conocerán, sino que confiarán en ti y te elegirán por encima de otros negocios similares.

Naming


El proceso con el que determinarás el nombre de la marca resulta fundamental para la estrategia de branding. Las palabras tienen un gran poder en nosotros y el nombre de tu marca será lo primero que escuchen o vean de ti tus potenciales clientes. Por eso, necesitas aunar creatividad y también análisis para dar con el nombre de marca más adecuado. Ten en cuenta que el nombre que elijas determinará en gran medida la imagen que ofrecerás a tu público.

Identidad Corporativa

La identidad corporativa de tu empresa serán todos aquellos factores que te diferencien de la competencia. Es todo aquello que hace que tus clientes te elijan a ti y no a otras empresas parecidas. Esto incluye los valores del negocio y aquello que la identifica. Podríamos compararlo con el ADN y la personalidad. Es lo que hace única a tu marca.

Identidad Corporativa

Posicionamiento

El posicionamiento de marca consigue dar visibilidad da tu negocio en Internet. Imagínate que un potencial cliente conoce tu marca, se la han recomendado o ha visto algún anuncio, pero al introducirla en Internet no te encuentra, aparecen otras empresas. Esta claro que tu imagen online dejará mucho que desear, ya que estar posicionado también da prestigio a la empresa. Por eso, además de estar posicionado estratégicamente para conseguir tráfico orgánico cuando te busquen por productos y servicios que ofreces, también tienes que asegurarte de estar posicionado por tu marca, para que aquellos que ya te conozcan también puedan encontrarte.

Lealtad de marca

¿Qué relación establecen tus clientes con tu empresa? ¿Genera tu marca satisfacción en ellos? ¿Confían en tu negocio? Para que un cliente quiera quedarse y seguir adquiriendo los productos o servicios que le ofreces, es fundamental que sientan lealtad por tu marca. Para ello, primero deben conocerte. Si trabajas correctamente el branding, podrás despertar en ellos una preferencia por tu marca con respecto a la competencia. Si aquí te ganas al cliente y consigues que quiera repetir en el futuro, le habrás fidelizado.

Arquitectura de marca

Si tu empresa o negocio cuenta con varias marcas, estas deben estar definidas y organizadas. Para que el potencial cliente se sienta atraído por tus marcas y entienda en qué consiste cada una, debes definir antes su estructura empresarial. De esta forma, organizarás los roles, las relaciones y la jerarquía entre ellas. Así, el cliente tendrá una sensación de claridad y de orden.

Arquitectura de marca

Tipos de Marketing

El marketing y el branding están presentes en todas partes. Sin embargo, si sabes diferenciar sus diferentes tipos de marketing podrás aplicarlos de la forma correcta y conseguir que cohesionen entre ellos. Con una estrategia tan definida y en la que se complementan sus acciones internas alcanzarás el éxito.

Branding de producto

Dentro de los productos que comercializas, hay algunos que tal vez deban destacar. De esta forma, puedes incorporar nuevos elementos que lo diferencien del resto, pero a la par debes mantener la imagen de marca para que los clientes te identifiquen fácilmente. Hay empresas como Coca Cola o PepsiCo que comercializan muchos productos diferentes y cada uno tiene un diseño totalmente distinto. Sin embargo, los valores que representan siempre serán, muy parecidos.

Branding corporativo

Consiste en construir correctamente la identidad de la empresa o de la marca para conseguir mejores resultados comerciales. Un ejemplo muy destacado en este ámbito es el de Amazon, que decidió incluir en su nombre de marca su concepto de tener todos los productos y garantías desde la “A” hasta la “Z”. Si te fijas en su logo, verás como estas dos letras que forman parte de su nombre están resaltadas con una flecha que potencia el lema que tienen adjudicado.

logo de amazon

Branding personal

El branding personal se aplica tanto en las empresas como en las propias personas. Si, por ejemplo, tuvieras una entrevista de trabajo, seguramente procurarías vestirte de una forma con la que te sientas atractivo. Además, durante la misma, intentarás mostrar tus mejores cualidades. De esta forma, tratarás de “venderte”. En las empresas se intentan proyectar los valores con figuras de reconocimiento social, como incluencers o creadores de contenido, pero también a través del personal que se ocupa de la atención al cliente o que esta de cara al público.

Employer marketing o marketing de empleados

Tan importante como conseguir clientes es conseguir buenos empleados. El marketing de empleados se encarga de conseguir proyectar dentro de la empresa los mismos valores que la convierten en algo único. De esta forma, no solamente conseguirás más clientes, sino buenos empleados. Se trata de una estrategia muy utilizada en grandes organizaciones para mejorar la competitividad y retener talentos.

Digital Branding

Actualmente todas las empresas deben contar con una imagen online que potencie los valores de su negocio. Aun teniendo un establecimiento físico, la reputación online, el posicionamiento y el diseño web de la empresa o su imagen en redes es fundamental para atraer y fidelizar a los clientes.

¿Cómo crear una estrategia de Branding?

Para conseguir una estrategia de branding efectiva primero debes tener un plan de marketing. Seamos sinceros, si no sabes a donde quieres llegar, no podrás realizar las acciones certeras. Por eso, lo primero de todo es analizar que es lo que esperas conseguir.

Estudio de mercado

Uno de los primeros pasos a realizar es analizar tu negocio y el mercado. Analizando a la competencia y conociendo tu negocio, podrás plantear los siguientes pasos de tu estrategia. Así tendrás claro de donde vienes, a donde quieres llegar y que impedimentos tienes en tu camino.

Define qué es lo que da valor a tu marca

Con los datos obtenidos en el análisis previo, podrás saber cuáles son aquellos factores que hacen destacar tu negocio. Puede que sea el precio o puede que sea la calidad de tus servicios o productos. Para posicionar ti marca deberás tener claro que es lo que la hace destacar.

Originalidad

Puedes fijarte en otras empresas, incluso en negocios que no sean de tu sector, para inspirarte. Sin embargo, finalmente deberás ser creativo y original par poder aportar a tu branding el punto perfecto para destacar. Si todas las empresas del sector quieren destacar por lo mismo, al final ninguna destaca.

Target

Define tu publico objetivo. ¿Cómo vas a poder acercarte a tus potenciales clientes y ofrecerles aquello único que te diferencia y les atrae si no los conoces? Un punto fundamental es interesarte por tu público y conocerlos a fondo. Y eso incluye tanto lo que les gusta y esperan como lo que no.

Plataformas

Un punto fundamental es cómo vas a hacer llegar el mensaje hasta tus posibles clientes. Para ello, debes elegir el canal de comunicación, los medios o las plataformas que vas a utilizar para dar a conocer tu negocio.

Tipos de Promoción

Tendrás también que decidir cómo te promocionas. Para ello, diseña una identidad de marca única y diferente de otras empresas similares a las que se dedican a lo mismo que tú. Un slogan, una determinada tipografía o los colores que utilices también influirán en tu promoción.

Madurez de la empresa

Cuando tu negocio alcance la fase de madurez de la empresa, podrás notar como las ventas se estabilizan y consiguen mayor rentabilidad. Sin embargo, parece haber pocas posibilidades de crecimiento y la competencia intentará desplazarte de tu puesto. Aquí es fundamental haber conseguido una gran fidelización y lealtad de los clientes para mantener los mejores resultados y fomentar la repetición de la compra.

Objetivos del branding

El objetivo principal del branding de tu empresa debe ser conseguir aumentar las ventas, ya que este es al final el objetivo o la meta general de tu negocio. Sin embargo, podemos dividirlo en tres pequeños objetivos que encaminan tu empresa hacia el buen camino.

Conexión con la audiencia

Una buena estrategia de branding te ayudará a mejorar tu relación con tus clientes. No solamente te conocerán y sabrán que es lo que te diferencia, sino que además confiaran en la marca. Esto anima a las interacciones y al feedback, algo fundamental para asegurar que el publico te elija a ti.

Reconocimiento de la marca

Conseguirás que tus clientes reconozcan tu marca y sepan diferenciarla. No solo estarás asegurándote de que te encuentren y tengan fácil elegirte, sino también el recomendarte a otros usuarios. Además, los potenciales clientes también podrán ver la visibilidad y el posicionamiento de la empresa, lo que confiere a tu marca mucho más prestigio.

Lealtad y fidelización

¿No sería estupendo que tus clientes regresaran? El branding persigue que tus clientes estén fidelizados y sean leales a tu marca. Así, aunque conozcan o incluso prueben a tus competidores, siempre regresarán a tu empresa.

Ejemplos de marketing

Todas las empresas, en mayor o menor medida, tienen en cuenta el branding. Esto lo puedes ver cada día en cientos de ejemplos que te rodean. Hay elementos que forman parte de cualquier clase de empresa y con los que podrás identificar la imagen del negocio.

Logotipos

El logo es una pieza fundamental de tu marca. Sirve para identificar tu empres ay conseguir que sea recordada. Por ello, debe transmitir los valores del negocio. Sin embargo, debe ser simple, único y personal.

Logotipos

Símbolos

El símbolo está en relación con el logotipo, ya que el símbolo de tu marca puede formar parte del logotipo. Se trata de un icono o una imagen que sirve para reconocer la marca, pero en este caso no tiene la necesidad de añadir el nombre porque se puede reconocer fácilmente.

Símbolos

Slogans

Con una frase breve y directa podrás expresar la identidad de tu marca de forma sencilla y memorable. Así, podrás quedar en la mente de tus potenciales clientes y usuarios transmitiendo la identidad de tu marca. Algunos slogans muy famosos son el de Coca Cola con “Destapa la felicidad”, el de Rexona “no te abandona” o el de MasterCard con “Hay cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás, MasterCard”.

Slogans

Diferenciación

Asegúrate de destacar frente a la competencia. Por mucho que te guste la idea de otra empresa, haz que te sirva de inspiración, pero aléjate todo lo posible de su diseño y concepto. Así, realmente podrás destacar. Escoge los colores y los valores que realmente nadie más tenga.

Experiencia de usuario

Por último, no puedes olvidarte de lo más importante. Cuando los usuarios tengan contacto con tu marca deben sentirse a gusto, cómodos y cuidados. Esto al final es lo más importante. Si la experiencia del usuario no es buena, toda la estrategia fallará.