Internet es uno de los mayores avances en la historia de la humanidad. La manera en la que ha ampliado nuestras posibilidades, en que ha conectado el mundo, es sencillamente inigualable. Hoy dicha conexión está siendo impulsada en muchas otras direcciones más allá del ordenador y el teléfono móvil: es lo que llamamos el internet de las cosas. Una conexión que conformará el rostro de nuestro futuro. Pero en el artículo de hoy no queremos mirar hacia delante. Más bien todo lo contrario: queremos viajar hasta el origen de nacimiento de internet.
 
 

Nacimiento de internet

¿Qué significa internet? Internet es una palabra que procede de la conjunción de la abreviatura de dos palabras en inglés: interconnect (interconexión) y network (red). Porque eso es después de todo internet: una gigantesca red mundial que permite la interconexión online entre billones y billones de personas. Para encontrar su nacimiento, el nacimiento de internet, tenemos que ir hasta el año 1983. En concreto, hasta las oficinas del Departamento de Defensa de los Estados Unidos de América. Fue ahí donde internet vino al mundo definitivamente.
 
Aunque internet no nació siendo internet. En realidad, el Departamento de Defensa de Estados Unidos lo lanzó bajo el nombre de Arpa Internet. Por supuesto, y como todos sabemos ya, esta red tuvo un crecimiento exponencial durante las siguientes décadas. En el año 1993 solo había en el mundo unos cien sitios web. En 1997 aquel número habría crecido hasta las 200.000 web. En agosto de 2019 esos 200.000 sitios web ya eran 1.700 millones. ¡1.700 millones de web en todo el mundo! La pregunta es: ¿cómo surgió el internet?
 
 

Cómo surgió internet

Para encontrar el origen de internet tenemos que remontarnos al año 1957. Estados Unidos, en el contexto de la Guerra Fría, decidió desarrollar un programa tecnológico conocido como ARPA, acrónimo de Advanced Research Projects Agency. En el marco de dicho programa se realizaron muchos avances relativos a la conexión de ordenadores a distancia. Pero no sería hasta el 1969 cuando Michael Elie, uno de los pioneros de internet, conseguiría conectar una computadora de la Universidad de California en Los Ángeles con otra del Instituto de Investigación de Stanford.
 
Pronto fueron cuatro universidades conectadas a través de dicha red. Tres años más tarde, en 1972, aquella red denominada ARPANET contaba con cincuenta universidades y centros para la investigación de los Estados Unidos. En 1973 amplió sus horizontes para acoger universidades de otros países como Reino Unido y Noruega. En los años ochenta había tantos ordenadores ya conectados que la red comenzó a presentar problemas. Estamos cerca del origen de internet. El momento en que la estandarización lo impulsó todo.
 
 

Cómo se creó internet

Ya sabemos cómo se creó internet. Bueno, en realidad sabemos cómo se sentaron las bases del invento del internet tal y como lo conocemos hoy. Tras aquella explosión de ordenadores surgió la necesidad de encontrar protocolos que estandarizaran las comunicaciones dentro de la red. Muy pronto el Departamento de Defensa de los Estados Unidos comenzó a utilizar el protocolo TCP/IP, poniendo la primera piedra para el nacimiento de internet. Aunque todavía quedaba un largo camino por recorrer hasta llegar al internet que utilizamos hoy.
 
Un largo camino con otro check point muy importante. Nos referimos a la descripción en 1989 del protocolo de transferencias de hipertextos por parte de Tim Bernes Lee, considerado padre del internet. Sería la pieza fundamental que daría lugar a los recursos HTML y HTTP, indispensables en la red actual. Sería en agosto de 1991 cuando los usuarios ajenos al CERN (la Organización Europea para la Investigación Nuclear) ganarían acceso a dicho protocolo. Navegar pro internet al alcance de todos. ¿Quieres saber cuáles son los mejores navegadores? ¡Léenos!