91 109 05 02 info@impactoseo.com Blog

Aunque para las personas es muy sencillo identificar los distintos fragmentos de un texto (título, autor, fecha de publicación, etc.) los rastreadores de los motores de búsqueda no son capaces. Al ser robots, no tienen la posibilidad de entender su significado y propósito con un solo vistazo. Como es necesario que estos mecanismos interpreten los contenidos de la web, existen sistemas de etiquetado que permiten identificar cada información.

 

¿Qué son los datos estructurados?

Los datos estructurados son códigos que hacen que resulte mucho más sencillo y simple que los buscadores organicen y muestren el contenido de una página web, comprendiendo perfectamente la clase de información que tratan a través de este marcado. Además, los visitantes del espacio no notan ninguna clase de alteración en la página ni son conscientes de los beneficios de los datos estructurados, ya que simplemente disfrutan de su experiencia como usuarios. Sin embargo, las ventajas de contar con estos códigos aseguran que los buscadores puedan incluirlos en los resultados más relevantes según su contenido.

 

¿Cómo implementar los datos estructurados?

Implementar los datos estructurados es una técnica relativamente reciente, pero con muy buenos resultados, ya que puede aumentar el tráfico de una página. Habitualmente las etiquetas de formato o microdatos se han venido utilizando para que los buscadores puedan conocer el tema base de un espacio web. Sin embargo, aun cuando se utilizan correctamente, puede que las palabras utilizadas tengan múltiples significados o sentidos. Con la mejora y el cuidado de los datos estructurados se puede añadir más información, precisa, detallada y adicional, ayudando a los motores de búsqueda a ser más precisos.

Además, de esta forma, la página conseguirá una posición en los buscadores de acuerdo al contenido específico que busquen los usuarios. Esto influirá en el CTR de forma positiva, ya que la web se colocará dentro de los resultados más relevantes para el usuario, consiguiendo un tráfico de mayor calidad. Esto no quiere decir que por utilizar los datos estructurados el SEO vaya a verse beneficiado de forma directa, de hecho, normalmente se trata de un posicionamiento indirecto que puede mejorar el posicionamiento al aumentar el CTR con las visitas de calidad. Es decir, aunque no estés posicionado entre los primeros resultados, sí que aseguras ser un contenido relevante para la persona que está realizando la búsqueda, aumentando las probabilidades de que se interese por tu espacio web.

 

La importancia de los microformatos, microdatos y RDFA

Esta estrategia funciona gracias a los microformatos, los códigos que aseguran que los motores de búsqueda cuenten con información semántica para clasificar la web según las búsquedas y los intereses de los usuarios. Su función es especificar los contenidos de una página, por lo que cada uno tiene una clase de información concreta. Son el instrumento perfecto para los códigos HTML. Además, no requiere que se modifique por completo el código, solamente hay que añadir algunas pequeñas variaciones. Dependiendo del formato que estemos utilizando, nos encontraremos con:

 

  • Microdatos (HTML5)
  • Microformatos(HTML)
  • RDFA (XHTML)

Todos ellos se agrupan bajo la iniciativa Schema.org

 

Los microformatos en Google le indican al buscador una información nueva que no podría ser incluida en la plantilla original de la página. Se pueden añadir etiquetas para productos, eventos, empresas, personas, opiniones, etc. La idea es que se nombren de forma clara, sencilla y descriptiva los elementos que contiene la web según su categoría. Este famoso buscador valora de forma muy positiva la utilización de los microdatos, por lo que también otorgará estrellas al espacio aumentando su posición.

Por último, no solamente sirve para mejorar el tráfico a un espacio web, sino que también enriquece mucho Internet y la experiencia de los usuarios. Cada vez se consiguen realizar búsquedas más precisas y específicas, de forma que las personas encuentren la información que buscaban rápidamente y sin tener que navegar e indagar por la red durante horas.