Cómo proceder si la categoría de tu negocio no existe en GMB

Incluir tu negocio en el listado de negocios de Google My Business es muy ventajoso. Sin embargo, hacerlo implica rellenar una ficha con una gran cantidad de datos particulares de tu empresa. Entre ellos, la clase de categoría a la que pertenece la misma. Su importancia es doble. Por un lado, le informa a los usuarios acerca del tipo de empresa que eres. Por otro lado, ayuda a los algoritmos de Google a posicionarte en las páginas de resultados. ¿Pero qué ocurre cuando perteneces a una categoría no disponible en GMB?

Quién define las categorías en Google My Business


Para seleccionar una categoría en Google My Business hay que basarse en un listado predeterminado que la plataforma pone a tu disposición. En ese sentido, y para que quede claro, es la propia Google quien define la la lista de categorías disponibles a las que pueden agregarse las empresas.
Aunque no siempre fue así. Porque hace unos años, los usuarios de Google My Business tenían la posibilidad de escribir sus propias categorías. El problema es que comenzaron a escribir categorías muy específicas y aquello restaba valor a las mismas de cara al usuario. Así que Google eliminó la opción.

Cuántas categorías existen actualmente


Desde el año 2021, la plataforma de Google My Business pone a disposición de los usuarios casi 4.000 tipos de categorías empresariales diferentes. Lógicamente, esto hace que sea muy complicado que un negocio no encuentre una categoría con la que sentirse identificado. No obstante, a veces ocurre.
Y es una mala noticia. Como ya señalamos anteriormente, la selección de la categoría influye también en los posicionamientos orgánicos que realiza la propia Google. Una categoría errónea puede reducir las opciones de aparecer en las SERPs de los usuarios que te interesan. Veamos cómo paliar esta circunstancia.

Opciones si no encuentras la categoría adecuada


Una de las respuestas más habituales a la pregunta de qué puedo hacer cuando la categoría de mi negocio no está disponible en GMB es compensarlo a través del posicionamiento SEO. Es decir, escoges categoría que, si bien no es precisa del todo, es aproximada, y luego completas informaciones con tus textos.
Es la mejor manera de evitar que la ausencia de la categoría precisa de tu negocio en tu ficha de GMB acabe penalizándote. Pongamos un ejemplo inventado: tu empresa se dedica al cultivo de plantas en Saturno. Esta categoría no existe, así que creas contenidos que lo especifiquen. Así no perderás puntos de SEO.

Contactar con el soporte de Google


Contactar con el soporte de Google es otra opción. El problema es que no resulta nada sencillo atravesar las arboledas que necesitas atravesar para llegar hasta el objetivo. Además, nada te garantiza que desde Google accedan a añadirte una categoría excepcional. Todo depende de la misma. En cualquier caso, y si resulta ser algo muy importante para tu empresa, puedes intentarlo. Lo máximo que puedes perder es tiempo.

Escoger la más similar


Esta es la opción que te proponíamos más arriba, junto con la compensación SEO mediante contenidos. Pero es muy importante esa compensación. A fin de cuentas, el consumidor contemporáneo es muy exigente y en su búsqueda de satisfacción suele ser muy preciso. En ese sentido, es posible que si la categoría del negocio no resulta exacta decida pasar de largo. Es importante que rodees la categoría de información adicional.

Categorías secundarias


Y una manera fantástica de hacerla es mediante las categorías secundarias. Es una forma de complementar, matizar o perfilar la categoría principal. En ocasiones, es necesario ser muy ingeniosos para que la unión de dos o más categorías generen la categoría única que estamos buscando. En cualquier caso, mucho cuidado con elegir categorías secundarias muy alejadas de la naturaleza de tu negocio. Tendrá consecuencias.