91 109 05 02 info@impactoseo.com Blog

El marketing digital contempla numerosas subdisciplinas diferentes para obtener los diferentes objetivos que se marca cada empresa, institución o profesional autónomo. Encontramos el Social Media Marketing, el Email Marketing, la publicidad SEM o el posicionamiento orgánico en buscadores, entre tantas otras. Y, aunque todas son importantes, dependiendo de las necesidades concretas, el posicionamiento en buscadores como Google tiene cada vez más y más importancia. Es una pieza fundamental del éxito de cualquier proyecto en internet.

 

Posicionamiento en buscadores

Sin embargo, posicionarse adecuadamente en Google requiere mucho trabajo. Nadie regala los primeros puestos de las SERPS, las páginas de resultados de los buscadores. La competencia para estar ahí, en la primera página, prácticamente la única que consultan los usuarios, es tremenda. Y no es para menos: como ya hemos mencionado en muchas otras ocasiones, quedar relegado a las páginas posteriores de Google es como no existir, es caer en el olvido. Solo hay una manera de evitarlo: implementando las técnicas y herramientas adecuadas.

En este sentido, uno de los primeros pasos que debemos tomar es identificar las palabras clave que interesan a nuestro proyecto. Aquellas que utilizan los usuarios para realizar en Google búsquedas relacionadas con lo que ofrece nuestra empresa. En ocasiones, encontrarlas es bastante intuitivo, pero es una parte del trabajo que nunca debe dejarse al azar. Es por eso que existen herramientas específicas como el planificador de palabras clave de Google, que nos permiten hallar, de manera muy precisa, las keywords con las que debemos posicionarnos.

 

Long tail SEO

Como decíamos, esas palabras claves o keywords son, según describe Wikipedia, “criterios de búsqueda que se utilizan en internet para encontrar determinada información”. Desde el punto de vista del SEO, vendrían a ser aquellos términos con los que queremos que los usuarios nos encuentren. Ahora, una vez sabemos la definición de keywords, introduciremos un nuevo concepto: long tail SEO. Una estrategia muy concreta a la hora de tratar el posicionamiento orgánico en buscadores en base a las palabras claves (porque hay muchos otros submundos).

¿Pero en qué consiste? Pues básicamente en buscar el posicionamiento mediante términos con muchas palabras, y por tanto menos competidas en los buscadores, que mediante términos más genéricos y competidos. Usemos un ejemplo. Imaginemos que queremos posicionar un restaurante japonés de Madrid. La estrategia SEO normal sería intentar posicionar palabras claves como sushi o comida japonesa. La estrategia long tail, no obstante, lo intentaría con términos como restaurante japonés a domicilio en Madrid. Menos búsquedas, menos rivalidad.

 

Herramienta de palabras clave

En resumen, la estrategia long tail SEO nos permite posicionar en Google en base a términos más específicos que buscan los usuarios. Se acercan mucho más a lo que quieren y a lo que tú ofreces. El problema, claro, es que para encontrar estas palabras claves para Google se necesita investigar muchísimo más. Es ahí cuando necesitamos hacer uso de las herramientas de palabras. Y, como decíamos antes, la propia Google tiene la mejor de todas ellas en uno de sus productos llamado Google Adwords, enfocado a la publicidad en internet.

Su nombre, repetimos, es planificador de palabras clave. Para poder utilizarlo es necesario tener una cuenta en Adwords. La razón de que la herramienta esté alojada en esta plataforma es que el posicionamiento SEM está también fundamentado sobre las keywords. Y, gracias al planificador, podemos descubrir con qué frecuencia se realiza una búsqueda, investigar qué palabras claves parecidas existen, comparar dos términos clave similares, combinar listas de palabras clave para obtener palabras claves nuevas y muchas otras acciones.

Ya lo mencionamos antes: el posicionamiento mediante el establecimiento y optimización de las keywords solo es una de las piezas del posicionamiento SEO, mucho más complejo y completo. Pero, después de todo, el puzle final es resultado de la calidad de cada pieza. Cuidar las palabras claves es imprescindible. Y el planificador de palabras claves es el mejor aliado para encontrarlas adecuadamente.