91 109 05 02 info@impactoseo.com

¡Volvemos con puntualidad kantiana! Y lo hacemos para hablar de un tema muy importante, especialmente para quienes quieren profundizar en el universo de la programación y el diseño web: las partes de un sitio web. A fin de cuentas, los sitios web se encuentran conformados por muchos elementos distintos, cada uno de los cuales cumple una función concreta, a veces esencial, otras veces complementaria. Una vez tengamos esto claro podremos pensar en estética y usabilidad. Pero primero la estructura.

Partes de un sitio web

Podemos dividir las partes de una página web en dos grandes categorías. Por un lado las partes esenciales sin las cuales la página no tendría sentido. Son las columnas jónicas de los sitios web. Por otro lado, aquellas otras partes conocidas como partes avanzadas. Pese al minimalismo imperante en estos tiempos, tanto esas partes esenciales como esas otras partes avanzadas acostumbran a estar presente en los sitios web para las marcas comerciales. A continuación entraremos en detalle con cada categoría.

Secciones de una web

En primer lugar encontramos las partes que conforman una página web esenciales. Representan algo así como la columna vertebral del titán. Y entre ellas encontramos el encabezado y el menú, donde hallamos las señas identificativas de la marca y el menú de navegación que, junto con la velocidad web, condicionan qué nivel de usabilidad web tiene el sitio. Es muy importante dividir adecuadamente el sitio web en categorías y orientar de manera clara al usuario a través de esta sección del mismo.

Cómo estructurar una página web

Otra de las secciones de una web fundamentales son las imágenes. Aunque el contenido textual tiene valor prioritario en la actualidad, especialmente debido a los algoritmos de posicionamiento, las imágenes tienen una importancia capital para los usuarios y su experiencia. En ese sentido, no solo debemos escogerlas de la manera más precisa y representativa para la marca, sino que además deben optimizarse para SEO, tanto con la reducción de su peso como con la incorporación de la etiqueta ALT.

Estructura de una web

Junto a las imágenes encontramos el propio contenido, otra de las partes de un sitio web cruciales. A estas alturas de la epopeya no hace falta que repitamos nuestra opinión del contenido y de lo determinante que es cuidarlo meticulosamente. La página de inicio y el pie de página son las otras dos partes fundamentales e inevitables de un sitio web. Es la estructura básica y, para transgredirla, hay que tener muy claro el por qué, así como dominar la ejecución a la perfección. De lo contrario, tiremos por lo clásico.

Nombres de las partes de una página web

Ahora entramos en las partes que conforman una página web avanzadas. Como las llamadas a la acción. Y es que estos call to action, como son conocidos en el mundo anglosajón, condicionan la acción del usuario y nos permite obtener un mayor rendimiento del tráfico que recibimos. El logotipo, el formulario de contacto y el blog completan esta lista. Este último es trascendental para el posicionamiento orgánico en Google, algo asimismo determinante para tener éxito en internet. Todo está conectado.

Partes que conforman una página web

Ahora ya conoces todas las partes de una página web. Lo importante es ponerse en manos de una agencia de programación y diseño que sepa orientar la estructura web a las necesidades concretas de tu marca. Y en Impacto SEOmarketing sabemos. ¿Necesitas un sitio web? ¿Ya? Pues contacta con nosotros ahora mismo, de manera que puedas contarnos todos los detalles. Desarrollaremos una estrategia y te contaremos cuánto cuesta hacer una página web como la que quieres con nosotros.