91 109 05 02 info@impactoseo.com

Durante cientos de artículos hemos repetido, hasta prácticamente desgastarnos las yemas de los dedos, una verdad que jamás debemos olvidar: que el buen posicionamiento SEO en Google es complicado. Pero no lo es únicamente por la cantidad de parámetros SEO que debemos optimizar para alegrar a los algoritmos que Google ha desarrollado, sino también porque existe un mal invisible conocido como SEO negativo. Y en este post queremos explicarte en profundidad en qué consiste. Acompáñanos. Lo necesitas.

Cómo hacer SEO negativo

SEO negativo es un término que abarca todas las estrategias, tácticas y acciones maliciosas cuyo objetivo es perjudicar la autoridad de página o el ranking page de una web y mermar su posicionamiento en Google. En otras palabras: un boicot destinado a que una página web pierda posiciones en las SERPs y se hunda dentro de ese Tártaro donde moran las webs que ningún usuario consulta. Generalmente, estas prácticas de SEO se realizan desde la competencia. Y todas las marcas estamos expuestas a ellas en todo momento.

¿Pero cómo hacer SEO negativo? Bueno, permítenos que, en aras del juego limpio, no profundicemos tanto en las diferentes técnicas de SEO negativo. No queremos darle a los malos jugadores, entregados al black hat SEO, ninguna herramienta adicional de ataque. Pero sí vamos a nombrar por encima alguna de las técnicas y acciones más habituales de SEO negativo con una finalidad muy diferente: que puedas estar atento para que seas capaz de protegerte de las mismas. Porque pueden perjudicar seriamente nuestro SEO.

SEO negativo

La principal intervención de SEO negativo, aunque no la más común, es el hackeo web. Después de todo, ese hackeo web puede en muchas ocasiones comprometer algunos parámetros SEO y, en consecuencia, generar una merma de las posiciones en Google. Lógicamente, para ejecutar un hackeo web se necesita disponer del conocimiento avanzado necesario. Por esto, y pese a que puede ocurrirnos, no es la acción de SEO negativo a la que debemos temer más fuertemente. Existen otras más asequibles y habituales.

Y una de ellas es la creación de backlinks tóxicos. Como vimos en el post SEO Search Engine Optimization, el posicionamiento orgánico queda dividido en SEO on page y SEO off page. Este último refiere a la creación de backlinks que apunten desde otras páginas webs hacia la nuestra para que nos transfieran autoridad. No obstante, que webs con mala autoridad apunten hacia la nuestra nos transfiere mala autoridad. Pues esto es lo que persiguen los competidores que juegan sucio al crear backlinks tóxicos hacia nuestra web.

Qué es el SEO negativo

Ahora ya sabes qué es el SEO negativo a grandes rasgos. Sin embargo, existen muchas más acciones de esta categoría de SEO. Como el copiado de los contenidos de una web y su reproducción exacta en páginas webs falsas. ¿Por qué? Pues porque Google penaliza los contenidos duplicados. Si el contenido de tu web o blog se encuentran repartidos decenas y decenas de veces por ahí, perjudicará mucho tu posicionamiento SEO. Por esto debemos estar tan atentos como Argos con sus cien ojos. Es muy importante.

Qué es SEO negativo

Pero no solo eso. Otras intervenciones de SEO negativo que podrían perjudicar nuestro posicionamiento en Google son las reseñas negativas falsas o las solicitudes falsas de eliminación de backlinks. Es decir, quienes quieren perjudicar tu posicionamiento suplantarán tu identidad para solicitar a sitios web reputados que sí tienen backlinks hacia nuestra web que los retiren. De esta manera perderemos la autoridad que antes esos mismos sitios webs nos proporcionaban. Recuerda: nosotros podemos protegerte.