fbpx

A medida que los algoritmos de posicionamiento de Google se han ido haciendo más complejos, los expertos en SEO nos hemos visto obligados a especializarnos en determinadas ramas involucradas. Una de ellas es la rama de la programación. De hecho ya hablamos recientemente en este mismo blog del SEO XML sitemap y de su influencia en la indexación y el posicionamiento web. En este nuevo artículo queremos profundizar en otro aspecto relacionado con la programación con gran valor SEO: las metaetiquetas HTML.

Meta etiquetas

Las metaetiquetas HTML, más conocidas en SEO simplemente como metaetiquetas, son pedazos de código HTML que incorporamos a las páginas web para transmitir información especial a los algoritmos de Google o de cualquier otro motor de búsqueda. Como ya sabemos, los algoritmos de Google son cada vez más y más inteligentes, pero no son precisamente Atenea. Su sabiduría es limitada. Con las meta etiquetas SEO somos capaces de proporcionarle contexto a nuestro contenido y ayudarles a entenderlo bien.

En este sentido, cualquier servicio de posicionamiento SEO deberá incluir obligatoriamente el agregado y la optimización de las metaetiquetas. Especialmente de aquellas que son más relevantes. Como por ejemplo, la metaetiqueta conocida como meta title, una etiqueta que titula nuestra página y que informa al algoritmo de la temática general de la misma. Es muy importante que contenga la palabra clave. Para ello tenemos que realizar previamente un keyword research de calidad. No construyamos por el tejado.

Metaetiquetas html

El meta title es una de las metaetiquetas indispensables, pero no la única. Cuando aparecemos en una SERP de Google, los usuarios ven nuestro meta title, pero es corto y no les puede proporcionar la información que verdaderamente necesitan para convencerse de entrar o no entrar en nuestra página. Es ahí donde entra en escena la metadescription, sin duda alguna una etiqueta diferencial. De todas las metaetiquetas HTML que debemos trabajar, esta es una de las que merecen más cuidado y más atención.

El motivo es muy sencillo: será la descripción de tu página web que los usuarios de Google leerán cuando se topen con la misma en una SERP. En este sentido, debe estar mucho más centrada en seducir al usuario que en seducir a Google a través de keywords y demás. Tómatelo como un anuncio publicitario. Debes crear una metadescripcion convincente, coherente con tu página web y tu marca, pero con mucho gancho. Queremos que los usuarios cliquen en nuestra web. Las meta etiquetas SEO también ayudan con ello.

Qué son las metaetiquetas

En este punto del artículo ya sabes qué son las metaetiquetas. Sin embargo, los dos ejemplos de los que ya hemos hablado tienen una traducción muy textual. Y no todos son así. La metaetiqueta metaviewport es una etiqueta destinada a indicarle al navegador cómo controlar la dimensión de la pantalla en función de tipo de dispositivo desde el que se accede a la página web. Esto tiene una importancia tremenda en el SEO. Después de todo, nadie querrá permanecer en una web desajustada. Muy importante trabajarlo.

Además, también es fundamental trabajar la metaetiqueta meta content type, gracias a la cual ordenamos al navegador que muestra el contenido de nuestra página web en determinados caracteres. Eso puede parecer lejano al SEO, pero piensa que todo aquello que confiera buena experiencia de navegación al usuario tendrá efectos indirectos en el SEO de tu página web. Hemos citado cuatro, pero hay muchas otras meta etiquetas SEO como language meta tags, geo meta tags o site verification meta tags. ¡A trabajarlas!

Abrir el chat
¿Necesitas ayuda?
Bienvenid@
¡Hola! estoy interesad@ en conocer vuestros servicios.