Recientemente escribimos acerca de las mejores páginas web corporativas del mundo. En aquel artículo os contamos algo muy pero que muy importante: una buena página web no es simplemente aquella que tiene un diseño atractivo. En realidad, una buena página web es aquella cuyo diseño está subordinado a algo más grande. ¿Y qué es eso más grande? La identidad corporativa. A ella deben responder todos los elementos a través de los cuáles la marca se comunica con el mundo. Y queda recogida en el manual corporativo.
 
 

Manual de marca

El manual de identidad corporativa también es conocido como manual de marca. Después de todo, gracias a sus preceptos una marca consigue mostrarse al mundo de manera coherente y sólida. ¿Imaginas que cada una de las comunicaciones de una marca fuesen inconexas entre ellas? Proyectaría una imagen de caos que, además dificultaría mucho la retención de marca. En ese sentido, un buen manual de identidad corporativa es fundamental para que una marca prospere en el mercado. Y a continuación te explicamos sus claves.
 
 

Manual de imagen corporativa

Manual de marca. Lo hemos mencionado varias veces ya, ¿pero qué incorpora realmente? Pues el manual de identidad corporativa recoge todas las normas necesarias para garantizar una expresión uniforme de una identidad corporativa. Entre otras cosas, define no solo el logotipo de la marca, sino también cómo debe ser este aplicado en los diferentes soportes. Esto incluye todo tipo de soportes físicos, pero también soportes y entornos audiovisuales y digitales. Al fin y al cabo, es el elemento más distintivo de cualquier marca.
 
Pero no solo incluye normas acerca del logotipo. El manual de imagen corporativa también define reglas de toda la demás simbología que utiliza una marca. Asimismo, presta mucha atención a otros dos elementos de importancia capital para la identidad de una marca. En primer lugar, los colores que irán asociados a esta en todo momento. En segundo lugar, las tipografía a través de las cuales se expresará la marca. Hay muchas otras normas en un manual corporativo. Pero estos componentes son los más relevantes de todos ellos.
 
 

Manual de identidad corporativa Apple

Probablemente no existe una sola marca en el planeta que deba tanto a su imagen corporativa como Apple. La empresa de la manzana mordida cuenta con un reconocimiento y un engagement brutal. Y eso debe en buena medida la coherencia y la elegencia de sus expresiones gráficas. El manual de identidad corporativa de Apple fue creado en el año 1987. Evidentemente durante estas décadas ha sido actualizado, pero jamás se ha alejado de las líneas principales de aquel entonces. Hoy pocas marcas pueden competir con Apple.
 
 

Manual de identidad corporativa Zara

Con la identidad corporativa de Apple pasaba algo muy curioso. Y es que a pesar de ser una de las marcas a nivel mundial más reconocidas del sector textil, mostraba ciertas incoherencias en sus expresiones gráficas. Eso tenía que acabar. Por eso hace bien poquito vimos cómo un nuevo manual de identidad corporativa de Zara entraba en acción. Tanto el logotipo como otros elementos gráficos de la marca se han modernizado y han quedado armonizados en dicho manual. Como decíamos, la coherencia por encima de todo.
 
 

Manual de identidad corporativa Nike

Nike es otra de las marcas con mayor penetración del mundo. ¿Quién no conoce Nike? Es muy complicado llegar a un punto del globo donde no sea conocida. Y de eso tiene mucha culpa la calidad de su identidad de marca. Una identidad de marca que queda reflejada en el manual de identidad corporativa de Nike. Pero no hace falta ser una marca mundial para requerir uno de estos documentos. Cualquier marca, por pequeña que sea, debe contar con su propio manual. Especialmente si quieres hacer marketing en internet.