El historial de Google es una información muy confidencial y sensible. Debido a la gran cantidad de servicios del gigante tecnológico que utilizamos diariamente tanto en nuestra faceta personal como profesional, los datos que muestra pueden resultar comprometedores. Las páginas webs en las que navegamos, nuestras ubicaciones, los emails que enviamos o las búsquedas que hacemos son solo algunas de las informaciones que enseña el historial completo de Google. En ese sentido, ver el historial de Google de otra persona es ver una parte de ella.

Una parte privada, no lo olvidemos. Nadie tiene derecho a ver el historial de Google de otra persona pues atenta contra su confidencialidad y su derecho a la privacidad. Pocos motivos pueden resultar realmente justificables desde el punto de vista moral a la hora de cotillear el historial completo de otra persona. Pero sí existen algunos que podríamos comprender. Por ejemplo, padres que quieren impedir que sus hijos naveguen por páginas webs de contenido sensible o que frecuenten lugares peligrosos para mantenerlos protegidos.

 

Ver el historial de búsquedas de Google

Como ya hemos comentado, Google cuenta con un historial centralizado de cada cuenta en particular. Todo está ahí, en la nube, una cantidad enorme de tu información personal y de comportamiento. Por supuesto, posees la capacidad de pedirle a Google, mediante la pestaña “Controles de la actividad de tu cuenta”, que almacene menos información. Pero por defecto lo hace. Y es mucha. Especialmente cuando navegamos por sus servicios desde los distintos dispositivos que tenemos, pero conectados siempre a nuestra cuenta. Es una recogida de datos global.

Y por ahí pasan las posibilidades de los padres de controlar la navegación de sus hijos. El acceso a uno de estos dispositivos, sea el ordenador, el smartphone o la tablet, permite ver el historial de Google completo. Es decir, absolutamente todo cuanto esa cuenta ha hecho en todos los dispositivos. Una manera rápida de tener una visión global de lo que una persona hace en internet, sobre todo, teniendo en cuenta que hoy prácticamente todo pasa por las manos de Google. La pregunta es: ¿cómo ver el historial de Google?

Bien, lo único que tienes que hacer es visitar esta página de Google desde alguno de los dispositivos que están conectados a esa cuenta de Google que quieres cotillear. Ahí podrás filtrar qué contenidos ver y ser más concreto en la búsqueda. Además, y entrando en Mi cuenta, también podrás descargar offline todo el historial para verlo tranquilamente en tus propios dispositivos. Solo tienes que clicar en Información personal y privacidad, después en Controla tu contenido y finalmente en Descargar o transferir tu contenido.

 

Ver el historial modo incógnito de Google Chrome

¿También quieres controlar la navegación en modo incógnito de esa persona? Pues eso no es posible. Este modo está diseñado específicamente para proteger la privacidad del usuario. La única manera posible de registrarlo y consultarlo es mediante la instalación de extensiones como Off The Record, que almacena todas las páginas que vamos visitando durante una misma sesión. Eso sí, en el momento de cerrar el navegador desaparecen los datos. Además, la extensión sería visible. Ver el historial de Google en modo incógnito no es nada sencillo.

Sin embargo, nosotros no estamos muy de acuerdo con ninguna de estas prácticas. La educación y el control no deben ser enfocados desde la mentira. En ese sentido, y si crees que alguien podría intentar ver tu historial de Google Chrome o tu historial completo, siempre puedes eliminar la sincronización entre dispositivos para que las posibilidades disminuyan. O, mejor aún, crear contraseñas verdaderamente seguras que nadie pueda obtener para espiarte. Tu privacidad es tuya.