Los hipervínculos están por todas partes. Incluso en nuestros artículos. ¿Recuerda que te explicamos cómo funcionan los enlaces internos para el SEO de mi web? Pues esos enlaces eran hipervínculos. Pero también esa frase en azulito que acabas de dejar atrás es un hipervínculo. Sin ellos la vida en internet sería bastante más fatigosa. Por eso queremos rendirle homenajes en el artículo de hoy. Vamos a explicarte qué son estos hiperenlaces para que lo tengas bien claro las próximas veces que te topes con uno por la red. ¡Adelante!
 
 

¿Qué es un hiperenlace?

La pregunta también podría ser: ¿Qué es un hipervínculo? Después de todo, son palabras sinónimas. Dicho de una manera sencilla, un hipervínculo es una conexión directa entre dos entornos digitales. Solo tenemos que pulsar clic sobre uno de ellos para ser transportados hasta otro rincón de internet. No importa lo lejos o temáticamente distante que pueda estar. En ese sentido, podemos ver los hipervínculos como agujeros de gusano que conectan dos puntos diferentes del universo digital. Una mirada muy romántica, ¿verdad?
 
Un poco menos romántica sería descibir qué es un hiperenlace desde el punto de vista informático. En ese sentido, un hiperenlace es una conexión creada a través de tags que asignan a dos elementos atributos que son unidireccionales. Por un lado, tenemos el elemento de origen o ancla. Nos referimos al texto azul al que debemos clicar. Por ejemplo, este: crear enlace HTML. Por otro lado, tenemos el elemento de destino. Es el lugar de internet donde aterrizará el usuario tras pulsar el ancla. En nuestro caso, a otro de nuestros posts.
 
Es una conexión inmediata. Sin pérdida. No tienes que preguntarle a ningún internauta que te encuentres a la vera del camino. Asimismo existen muchos hipervínculos diferentes. Encontramos desde los hiperenlaces de texto hasta los hiperenlaces de imagen, pasando por los hiperenlaces internos de página, los internos de dominio, los hiperenlaces externos o los hiperenlaces de email. Todos ellos conforman una herramienta de gran utilidad para guiar a los usuarios a través del ciberespacio. ¿Pero para qué sirve un hipervínculo?
 
 

¿Para qué sirve un hipervínculo?

Este misterio ya lo hemos resuelto. Como apuntábamos antes, los hipervínculos nos permiten conectar dos puntos de internet de la manera más sencilla y corta posible. Es como abrir una puerta desde tu casa y salir en otra punta del planeta. Puedes usarlos en textos de tu página web o de tu blog. Puedes usarlos en todas las imágenes que quieras de tu sitio web. Y puedes usarlo para dirigir a otros usuarios hacia tu correo. ¿Para qué sirve un hipervínculo? Pues para eso, pero también para muchísimo más.
 
Al fin y al cabo, los hipervínculos son una de las herramientas más útiles del marketing digital. Incluso más en el caso del posicionamiento orgánico en buscadores, más conocido simplemente como SEO. Y es que una buena estrategia de hipervínculos internos y externos puede mejorar notablemente la autoridad de nuestro sitio web. También puede aumentar las visitas y mejorar la experiencia de los usuarios en el mismo. Es todo esto junto lo que repercute directamente en nuestro puesto en las SERPS.
 
 

¿Para qué se utilizan los hipervínculos?

Como decíamos en el apartado anterior, los hipervínculos pueden ayudarnos a alcanzar mejores posiciones en los resultados de búsqueda de Google y demás motores de búsqueda. Por eso es tan importante contar con una buena estrategia de linkbuilding que nos permite alcanzar buenos resultados de SEO Off Page. Con Impacto SEOmarketing tendrás todo eso y mucho más cubierto. Sabemos muy bien para qué se utilizan los hipervínculos. ¡Ponte en nuestras manos y déjanos llevarte al siguiente nivel!