91 109 05 02 info@impactoseo.com Blog

Los avances tecnológicos nunca paran. Es una maquinaria en permanente evolución que nos lanza nuevas armas cada día para afrontar los restos que nos presenta la vida. Armas que necesitan un nombre. De ahí que cada día, prácticamente, escuchemos nuevos vocablos surgidos de internet. Hashtag es uno de ellos, probablemente uno de los más famosos de la última década. Uno con el que convivimos diariamente. Los más jóvenes y tecnológicos sabrán que es. Pero muchos despistados puede que aún no terminan de pillarlo. Este artículo es para ellos.

 

¿Qué significa hashtag?

El significado de hashtag es bastante sencillo: se trata de una etiqueta formada por una o más palabras claves sin espacio entre ellas y precedidas siempre del símbolo #, más conocido como almohadilla. De hecho, en países hispanohablantes también conocemos al hashtag simplemente como etiqueta. Su utilización surgió en las redes sociales, y es ahí donde los encontramos. Suelen acompañar a todo tipo de publicaciones (sean tuits, stories del Instagram, posts en Facebook, entradas en Linkedin…) y tienen un objetivo bastante concreto.

¿Cuál? Definir el contenido que conforma la publicación. En otras palabras: describe la temática o temáticas que define a un post concreto de las redes sociales. Pero su utilidad no es meramente descriptiva. En realidad, lo que realmente tiene valor de los hashtags es que permiten las búsquedas temáticas. Basta con clicar encima de uno de ellos para acceder a todas las publicaciones que incorporan todo ese hashtag en esa red social en concreto. Y esto, en un universo tan amplio como las redes sociales, es súper útil. Esto es lo que es hashtag: un gran aliado.

 

¿Cómo hacer un hashtag?

Bien, ya sabemos lo que significa hashtag. La pregunta ahora es cómo crearlos por ti mismo. Y eso resulta muy sencillo. Lo primero que debes hacer es encontrar la temática de tu publicación y seleccionar las palabras claves con las que quieres posicionarte. Una vez tienes decidida esta parte estratégica, es hora de lanzarse con la parte operativa. En este caso, solo tienes que escribir la almohadilla y seguidamente las palabras claves que escogiste anteriormente. Un ejemplo para cuando compartas este artículo: #HashtagQuéSignifica.

También queremos darte algunos consejos sobre cómo crear un hashtag óptimos. Como ajustarse a la temática de la que trata la publicación, pues de lo contrario los usuarios se sentirían engañados. O como elegir conceptos y términos que sean cortos, fáciles de entender y con un fuerte impacto. De esta manera quedarán retenidos en la memoria de quienes lo lean. O como, y esto es básico, no cometer faltas de ortografía en su redacción. Aquella etapa del internet donde acortábamos palabras ya quedó atrás. El internet 3.0 valora bastante más el lenguaje.

 

Hashtag en Twitter

Una de las redes sociales donde más importancia toman estas etiquetas. Los hashtags en Twitter son utilizados para mantener debates comunitarios muy enriquecedores, aunque también para realizar críticas colectivas, dar visibilidad a campañas de todo tipo o, simplemente, contextualizar una fotografía. Lo ideal es no saturar con más de dos hashtags una publicación. Ten en cuenta que, en Twitter, el espacio es escaso y muy valorado.

 

Hashtag en Instagram

En Instagram los hashtags son más temáticas que en ninguna otra red sociales. Más que temas de conversación, priman los hashtags graciosos y los hashtags de comida. Al ser una red social más visual, más exhibicionista, priman esta clase de etiquetas más explicativas. Aquí puedes añadir más. No hay un límite de espacio, pero más de catorce etiquetas es abusivo. ¿Lo ideal? En torno a las siete u ocho.

 

Hashtag en Facebook

Y terminamos con los hashtags en Facebook. Aquí ocurre como con Twitter: no hay que abusar tanto y bastará con una o dos etiquetas. Como tiene un perfil bastante más empresarial y comercial, aquí los hashtags suelen ser más estratégicos y relacionados con campañas. Es importante que, antes de elegir las palabras claves, analices a tus clientes objetivo para entender qué idioma hablan. También es importante aprovechar las tendencias.