91 109 05 02 info@impactoseo.com

¿Podrías imaginarte que tras tantísimos artículos hablándote del posicionamiento orgánico en Google nos presentáramos hoy ante ti para decirte que el SEO ha muerto? Sería una traición digna del mismísimo dios de los avernos, el señor Hades. Pero la realidad es que este debate está bastante activo entre la comunidad y los especialistas en SEO tienen opiniones muy dispares al respecto. ¿En cuanto a nosotros? Lo tenemos muy claro y queremos compartirlo contigo. Así que acompáñanos un ratito más.

El SEO está muerto

Como discípulos morales de los grandes filósofos griegos de la antigüedad, no nos gusta disfrazar la verdad y queremos ir directos al grano: el SEO no está muerto. Es una realidad innegable para nosotros que mimar la estrategia de posicionamiento orgánico es fundamental para muchos sitios web. El problema, lo que lleva a muchos expertos a decir que el SEO está muerto, es un error de concepto respecto a lo que es el SEO. Y es que durante muchas décadas el SEO estaba bastante pervertido y equivocado.

En concreto, el SEO era tratado por muchísimos sitios web como una manera de alcanzar los puestos top del buscador y triunfar en internet cuando sus contenidos no eran los adecuados. En este sentido, el SEO estaba ahí para ellos como una catapulta, como un mecanismo de compensación para lo poquito o nada que tenían para ofrecer al mundo. Y esto derivó en prácticas black hat SEO y grey hat SEO que inundaron la red de gran cantidad de sitios web de pésima calidad. En ese concepto el SEO está muerto.

El SEO ha muerto

Después de todo, Google fue trabajando más y más sus algoritmos hasta conseguir identificar y penalizar las técnicas black y grey SEO. Pero entonces eso nos dejaba en una tesitura muy concreta: los sitios web que no lograban posicionarse eran aquellos que no tenían contenido de calidad y los sitios web que sí lo lograban y alcanzan los mejores puestos sí tenían contenido de calidad. Esto ha conducido a muchos a decir que el SEO ha muerto. A fin de cuentas, lo importante ahora es ser una buena marca. Sin más.

Y esto es cierto hasta determinado punto. Lógicamente, si inviertes muchos recursos en optimizar tu marca, los productos que ofrece, los servicios que ofrece, los precios que cobra y muchas otras variables, serán los clientes quienes confíen en ti. En definitiva, el objetivo ya no sería el SEO, sino la calidad de marca. Y esto no es algo nuevo: es la dinámica empresarial de toda la vida. Sin embargo, asegurar que el SEO está muerto es olvidar cómo funciona internet. Porque este no es el entorno de toda la vida.

SEO muerto

¿Que qué queremos decir? Pues que tienen un poco de razón quienes dicen que el SEO está muerto porque las buenas marcas son conocidas por la gente y son buscadas directamente. Los usuarios entran en Google e introducen en el marcador el nombre de la marca: “impacto seomarketing”. Pero es que internet no siempre funciona así. En ocasiones buscamos cosas por primera vez y no tenemos referencias. Entonces metemos en el buscador términos como “hacer kayak en Tarifa”. ¿Y quiénes aparecen? Los sitios web con SEO.

El SEO ha muerto

El SEO no ha muerto. Ha muerto una variedad de SEO muy poco productiva que inundaba la red de páginas web de muy dudosa calidad y, además, puede resultar poco productivo para marcas muy consagradas. Pero para las pequeñas y medianas empresas, para los autónomos y para las marcas personales, el SEO es la vía y el camino hacia el éxito. El SEO está muerto para quienes no están dispuestos a seguir trabajando. Por esto te animamos a contratar nuestro servicio de posicionamiento SEO. Descubrirás lo vivito que está.