Como todas las disciplinas del marketing digital, el posicionamiento orgánico en buscadores, más conocido como posicionamiento SEO, cuenta con sus propias herramientas de trabajo. Hay cientos de ellas. Desde las que sirven para valorar la calidad de ciertos parámetros SEO como Yoast SEO de WordPress hasta las que sirven para hacer procedimientos SEO Check sobre una página web como SEMrush. También algunas que nos sirven para realizar acciones de posicionamiento SEO automáticas. Es el caso de la herramienta que trataremos hoy: GSA SEO.

 

¿Qué es GSA?

GSA SEO, oficialmente GSA Search Engine Ranker, es una herramienta de posicionamiento SEO automático. Más concretamente, está enfocada a la automatización de tareas de posicionamiento orgánico muy repetitivas con el objetivo de ahorrar mucho tiempo, mucha dedicación y, en líneas generales, muchos recursos de la empresa. Su campo de trabajo específico es la construcción de links automáticos con el objetivo de mejorar el ranking de una web en los motores de búsqueda como Google. Como sabemos, el SEO Off Page es fundamental para posicionar.

Sin embargo, y como todos sabemos, Google ha ido modificando sus algoritmos de posicionamiento hasta darle menor valor a los links y, por encima de todo, penalizar las prácticas de construcción automáticas de links. Esto no significa que no pueda aprovecharse una herramienta de SEO automático como GSA Search Engine Ranker a la hora de generar enlaces externos SEO. Pero hay que utilizarla de manera correcta para que no acabe siendo contraproducente. Como bien conocemos, Google valora cada vez más la naturalidad en el posicionamiento.

Dicho esto, una herramienta como GSA SEO –existen muchas otras bastante similares como son Magic Submitter o SeNuke XCR- puede sernos muy provechosa para determinadas acciones. Como, por ejemplo, acelerar nuestras campañas SEO mediante la creación de páginas web y la construcción masiva de backlinks. Eso sí, Google acaba por identificar este tipo de acciones y penalizar dichas páginas, lo que convierte esta acción en una acción para promociones relámpagos y otras propuestas temporales de corta duración. Como todo, debe mediar estrategia.

En ese sentido, hay una máxima que debemos tener en cuenta a la vista de las últimas actualizaciones de Google en materia de algoritmo de posicionamiento: mejor calidad que cantidad. Es mucho más importante dirigir hacia tu página web unas cuantas decenas de enlaces SEO de buena calidad que miles de enlaces SEO spams. Al final, Google siempre proveerá una mayor autoridad como consecuencia de la primera estrategia que de la segunda. Eso sí, dominar la pirámide de enlaces que permite GSA SEO requiere conocimientos muy profundos.

 

¿Funciona el GSA SEO?

La respuesta más justa sería depende. Lo hemos mencionado unas cuantas veces, pero merece bastante la pena que lo repitamos hasta que quede absolutamente nítido: Google está evolucionando para favorecer las páginas web orgánicas y penalizar las páginas elevadas a golpe de spam y Black Hat SEO. En ese sentido, utilizar el GSA SEO sin tener un conocimiento adecuado de cuáles son las prácticas odiadas por Google y cuáles son las prácticas amadas por Google puede conllevar errores fatales que nos perjudiquen gravemente. Hay que andar con ojo.

Por el contrario, un profesional SEO especializado puede sacarle partido a una herramienta de generación de enlaces SEO como GSA. Todo cuanto tiene que hacer es trazar una estrategia global basada en los parámetros que ama Google y confiar determinadas acciones en dicha herramienta. Pero es fundamental esta profesionalización a la hora de utilizarla. De lo contrario, podríamos estar condenado nuestra página web. Y eso es lo último que deseamos, ¿verdad?