91 109 05 02 info@impactoseo.com

Corría el 2 de abril de 2019 cuando Google, el todopoderoso gigante de internet, cerraba definitivamente su red social. Su nombre fue Google Plus, también conocida como Google+, y nació con la clara intención de plantar cara a Facebook como red social de todos. El fracaso fue evidente. Ocho años después de su fundación en 2011 la red social de Google contaba “únicamente” con ciento once millones de usuarios activos. Lejos, muy lejos, de aquellos 2.300 millones de los que presume Facebook. La pregunta habitual era: ¿Para qué sirve Google Plus?

 

¿Para qué sirve Google Plus?

Como cualquier otra red social, la finalidad principal de Google Plus era la de conectar a las personas. A diferencia de redes sociales como Instagram o Twitter, no disponía de una particularidad especial que resolviera o creara una nueva necesidad en los usuarios. En realidad, y como decíamos anteriormente, Google Plus aspiraba a ser la red social de todos para competir con Facebook. Pero la sombra del gigante creado por Mark Zuckerberg era tan grande que Google Plus terminó por desaparecer. Nunca pudo siquiera amenazar con hacerle sombra.

Eso sí, Google+ contaba con una particularidad: era capaz de combinar la interacción social típica de una de red social con muchos otros servicios de la compañía. Por ejemplo con Hangouts, la aplicación de Google que permite a los usuarios comunicarse a través de mensajería instantánea y videochat. O con Gmail, lo que hacía que fuera verdaderamente cómodo para los usuarios que disponían de cuenta de correo electrónico ahí. O con Youtube, permitiendo una mayor interacción entre los vídeos y entre lo social. ¿Pero quién creó Google Plus?

Obviamente, y como ya apuntamos, fue la propia Google en su intento por dominar el mercado de las redes. Más concretamente, Google Plus fue la cuarta incursión del gigante tecnológico de Silicon Valley en ese universo. Los anteriores intentos también fracasaron. Este último, que como decimos cerró en el año 2019, fue inspirado por Google Buzz y Orkut. La primera duró apenas un año y medio. La segunda duró diez años, aunque nunca terminó de explotar comercialmente. Ya sabemos qué es Google Plus. ¿Pero cómo se creaban las cuentas?

 

¿Cómo crear una cuenta de Google Plus?

Google puso todo de su parte para que Google Plus tuviera éxito. Es más, solo con disponer de una de sus cuentas ya se contaba con un perfil vacío en Google Plus. Eso sí, había que personalizarlo y editarlo. Para ello solo había que iniciar sesión en Google, pinchar en los puntitos que había junto al perfil y posteriormente clicar en Google Plus. Una vez hecho esto había que pulsar en Inicio y seguidamente en Perfil. Una vez ahí ya todo era intuitivo y muy sencillo de hacer. Quien creó Google Plus puso mucha atención en que así fuera. Aunque no fue suficiente.

En caso de no disponer de cuenta en Google podías igualmente crear una cuenta de Google Plus. Para ello tenías que acceder primeramente a la página de Google Plus. Una vez ahí debías pulsar en Iniciar sesión y entonces en Crear cuenta. Lo único que quedaba entonces por hacer era añadir un nombre, un nombre de usuario, una fecha de nacimiento, el sexo, un correo electrónico actual y una contraseña de seguridad. Por último, había que pulsar en continuar, aceptar las condiciones de uso y verificar la cuenta a través del correo electrónico. Así de sencillo.