91 109 05 02 info@impactoseo.com Blog

Uno de los factores más importantes en el éxito de un proyecto digital es la página web. Es el escaparate, el lugar donde ocurren las conversiones, el centro neurálgico de todo. Por eso hay que cuidarla. Debe ser un entorno que invite a los usuarios a realizar las tareas, que permita realizarlas de la manera más cómoda y rápida posible, que sea intuitiva y que no presenten obstáculos ningunos para quienes la visitan. Es, en términos de diseño web, eso que conocemos como tener una página con una buena usabilidad web. Un pilar absolutamente clave.

Y no solo es un pilar clave para que los usuarios permanezcan más tiempo en tu página web o para que realicen las conversiones (descargar un formulario, suscribirse, realizar una compra…) que deseas que hagan. Una buena experiencia de usuario también es, y cada vez más, un elemento importantísimo en el posicionamiento SEO en Google. Y es que, además de los factores de SEO on Page y SEO off Page, Google tiene cada vez más en cuenta las acciones de los usuarios en una web para situarla en una u otra posición de sus SERPS.

Desde un punto de vista más técnico, la experiencia del usuario, también conocida como User Experience, mide la facilidad de uso de una interfaz web. Es decir, si esta facilita a los usuarios que se desplacen a lo largo y ancho de ella, que interactúen con el contenido, que lean los textos o que ejecuten una compra. A continuación, vamos a darte unas cuantas claves para conseguir que tu página web tenga una experiencia de usuario positiva. De ello depende buena parte del futuro de tu proyecto. Ya sea una tienda online, un medio digital o una web profesional.

 

Diseño de experiencia de usuario

En primer lugar, debes optimizar la estructura de tu página web. Porque cuanto mejor estructurada esté, mucho más sencilla será la navegación dentro de ella. En ese sentido, es importante tener en cuenta que los usuarios no desean estructuras muy complejas que les hagan tener que clicar muchísimas veces. Por no hablar del desorden. Y es que por mucho contenido de calidad que tengamos, si no está debidamente organizado para que pueda ser encontrado con sencillez, la experiencia web será un desastre.

En segundo lugar, necesitas un diseño visualmente atractivo. Pero ojo: sin comprometer la facilidad de uso. Poca utilidad tiene una web preciosa que nos pone las cosas difíciles. En este sentido, recomendamos minimalismo y un criterio estético homogéneo a lo largo de la página. Pero, eso sí, sin sacrificar legibilidad, que es la tercera de las claves. Los colores, las fuentes y los formatos del contenido deben ser fáciles de leer. La búsqueda de estéticas singulares no puede llevarnos a perder legibilidad. Es vital para la experiencia de usuario web.

En cuarto lugar, tienes que conseguir que tu web cargue lo más rápido posible. De nada sirve que tu página tenga imágenes grandes y con alta resolución que generen un maravilloso diseño visual si esas mismas imágenes pesan mucho y hacen que la web cargue lento. Los usuarios no esperarán y se irán. Y, en quinto y último lugar, deberás aplicar tecnología responsive a tu web. Los usuarios utilizan cada vez más los dispositivos alternativos como la tablet o el móvil para acceder a las páginas webs. Ningún diseño de experiencia de usuario puede obviarlo.

 

Usabilidad web

Son muchos más los factores que debemos tener en cuenta para generar una buena usabilidad web. Armonizar todos y cada uno de ellos para que no se boicoteen es imprescindible para alcanzar esa experiencia de usuarios que tanto necesita nuestra web. En Impacto SEOmarketing somos especialistas en equilibrarlos todos y obtener una usabilidad perfecta. ¿Quieres una web que te permita sacarle el máximo rendimiento a tu proyecto? Estamos esperándote con las puertas abiertas.