91 109 05 02 info@impactoseo.com

En el mundo digital conviene tener las cosas muy claras para no acabar perdido como tantos en el laberinto del Minotauro de Creta. Y esto parte, en primera instancia, por entender que el posicionamiento web es una cosa y el posicionamiento web otra. En concreto, este último representa una herramienta para alcanzar ese otro, pero no la única: además del posicionamiento orgánico también contamos con el posicionamiento o publicidad SEM efectuado a través de la plataforma Google Adwords. ¿Quieres conocer más?

Diferencia entre Adwords y SEO

Uno de los principales errores del posicionamiento web consiste en enfrentar el posicionamiento orgánico y el posicionamiento pagado como si fueran antagónicos. Porque la realidad es que no lo son. Si estás dentro del coliseo jugándote la vida contra dos leones y un guerrero curtido, no eliges entre dos espadas, sino que te quedas con las dos. Esto es precisamente lo que necesitamos hacer con el SEO y el SEM. Pero antes tienen que entenderse las diferencias entre SEO y Adwords adecuadamente. Entremos en detalle.

Así, la principal diferencia entre SEO y Adwords es que el primero no requiere de una inversión directa de dinero, mientras que el segundo sí. El matiz “directa” es muy importante dado que, como ya hemos dicho en numerosas ocasiones, el posicionamiento orgánico es muy complejo y requiere de la contratación de alguna agencia SEO site como Impacto SEOmarketing para implementarse correctamente. En cualquier caso, para realizar acciones SEO no hay que pagarle a Google. Para publicar campañas SEM sí. Sin duda.

Diferencia entre SEO y Adwords

La segunda gran diferencia entre Adwords y SEO radica en los plazos. El posicionamiento SEO depende de las arañas rastreadoras e indexadoras de Google y estas circulan libremente por la red. Cada cierto tiempo, y este puede variar, rastrean tu sitio web. Esto significa que, aunque implementes muchos cambios en tu sitio web destinados a optimizarlo y mejorar tu posicionamiento en Google, las arañas no lo descubrirán y darán cuenta de ello hasta pasado unos meses. El SEO es una maratón. Requiere paciencia y fondo.

Por el contrario, las campañas de publicidad SEM son mucho más inmediatas. Lo único que debemos hacer es entrar en Google Adwords, personalizar los anuncios y pujar. Cada vez que ganemos la puja aparecerá ese anuncio en una página de resultado de Google, en un display en una página asociada a Google Adsense, en la tienda Shopping de Google o en algún vídeo de Youtube, en función del entorno en el que quieras aparecer e impactar a tus clientes. ¿Comprendes ahora las diferencias entre SEO y Adwords?

Diferencia entre Adwords y SEO

Otra diferencia entre Adwords y SEO radica en la reputación. Lógicamente y a través de campañas SEM en Google, puedes llegar a muchas personas de una manera muy directa. Sin embargo, la realidad es que llegar a los usuarios de una manera orgánica ofrece una mayor sensación de valía. Piensa en una SERP. ¿Te inspira más confianza el primer resultado orgánico, que está ahí por méritos propios, o el primer resultado SEM, el cual está ahí por haber abonado más dinero en una puja con otras empresas en Adwords?

Diferencia entre SEO y Adwords

En cualquier caso, eso no significa que debamos renunciar al posicionamiento SEM. Lo que debemos hacer a lo largo de los meses y de los años es explotar las bondades de cada una de las herramientas de marketing a nuestra disposición. Podemos trabajar el posicionamiento SEO orgánico y, al mismo tiempo, publicar alguna que otra vez anuncios SEM para aumentar las conversiones o el branding. Hay diferencias entre el SEO y el Adwords, pero también una cosa en común: ambas pueden ayudarnos a triunfar en la red.