Cuando se busca una empresa en Google, lo más normal es que aparezca una ficha sobre el negocio en el margen derecho, junto a los resultados. Este recurso puede haberlo creado la propia empresa, añadiendo los datos que considera de mayor interés. Sin embargo, también es posible que el propio Google haya creado la ficha de manera automática. En estos casos, añade la información que encuentra en otras plataformas.

La ficha de empresa Google es un recurso de la plataforma Google My Business, cuyo fin principal es aumentar la visibilidad de los negocios en Internet. Sin embargo, para conseguir que esta ficha realmente destaque y sea relevante para los usuarios y posibles clientes, debemos controlarla. El gran problema de esta herramienta es que cualquiera puede modificarla. Por esta razón, te recomendamos date de alta en la plataforma que la gestiona para reclamar la ficha de tu empresa y poder verificar y organizar sus datos.

My Business y el SEO Local

Google My Business nos permite ofrecer a posibles clientes una gran cantidad de información sobre nuestra empresa. Lo más interesante es que lo hace de una manera muy cómoda y visual. De un solo vistazo, estas personas pueden conocer la imagen de la marca, los horarios del negocio, las vías de contacto y las valoraciones de otros usuarios.

El posicionamiento SEO local nos asegura aparecer entre los primeros resultados de búsqueda de aquellos posibles clientes que se encuentren cerca de nuestro negocio físico. Esto, lógicamente, nos ofrece más oportunidades de captar clientes. No solamente les ofrecemos el servicio que buscan, además estamos próximos a ellos.

Por lo tanto, desarrollar una estrategia de SEO local y darnos de alta en Google My  Business, nos asegurara mayor visibilidad en Internet. Esto quiere decir que destacaremos por encima de negocios similares, desbancando a nuestros competidores.

¿Cómo reclamar la ficha Google My Business en 5 pasos?

Un problema habitual con las fichas de Google My Business es que en algunos casos hay cuentas duplicadas o que no podemos actualizar ciertos datos. Si has perdido el correo con el que se creo la cuenta o compruebas que existen otras fichas similares que no estas gestionando, debes reclamar la ficha. Los pasos son muy sencillos y conseguirás controlar y gestionar de primera mano esta herramienta para tu negocio.

  1. El primer paso es acceder al espacio web de Google My Business. Una vez en la plataforma, encontrarás un botón en el que pone “Empezar ahora”. Cuando le cliquemos, accederemos directamente a un mapa. En el buscador de la izquierda podremos buscar la ficha de nuestra empresa.
  2. Una vez hayamos encontrado nuestra empresa debemos darle al botón de “Continuar”. En este momento pueden ocurrir dos opciones diferentes. Por un lado, puede ocurrir que otra persona haya verificado la ficha. En tal caso deberemos contactar directamente con Google indicándoles la opción de “Necesito ayuda con otro problema”. Si no es así y la ficha no ha sido solicitada anteriormente, podremos reclamarla.
  3. Al solicitar el acceso nos mostrarán un formulario. Para poder continuar con el procedimiento, debemos rellenar todos los campos del mismo.
  4. Después hay que enviar el formulario debidamente cumplimentado. El propietario actual de la ficha de tu empresa recibirá un correo electrónico para ponerse en contacto contigo.
  5. El último paso se ejecuta tras recibir un correo de confirmación con el que nos confirman la verificación de la cuenta. De esta forma, podrás comenzar a gestionar la ficha de tu negocio sin problemas.

 

 

  1. ¡Enhorabuena! Ya puedes comenzar a disfrutar de las ventajas de tu ficha Google My Business. Recuerda mantener tu información actualizada para que tus posibles clientes puedan encontrarte.