91 109 05 02 info@impactoseo.com Blog

Desde nuestro blog siempre hacemos mucho hincapié en la importancia capital del texto a la hora de posicionar una página web. Y dicho así resulta sencillo. “¡Escribid contenido de calidad!”, “¡escribid textos interesantes!” o “¡escribir bonito para atrapar a los usuarios!”. Pero en el fondo somos bastante conscientes de que el contenido para SEO de valor no cae llovido del cielo. Es complicado confeccionarlo. Y lo sabemos de primerísima mano. Es la razón de que hayamos decidido crear este artículo donde te daremos algunos consejos básicos para ello.

 

Contenido para SEO

Lo primero que tenemos que tener claro es que no basta con escribir como locos. Generar contenido para SEO requiere una planificación previa muy importante. Una planificación de temáticas basada en las necesidades de información de nuestro público objetivo, en nuestras áreas de expertise y en aquello que queremos posicionar. Todos estos parámetros son esenciales, aunque siempre priorizando uno por encima del otro: la experiencia del usuario. Queremos, ante todo, que los lectores se sientan atraídos por nuestro contenido.

Por supuesto, también buscamos posicionarnos a través de dicho contenido. Es por eso que todos los textos que escribamos deberán incorporar términos de búsqueda o keywords relacionados con nuestras áreas de interés comercial. Es muy importante que realicemos una búsqueda especializada y pormenorizada. Las palabras claves nos ayudarán de cara a Google. Recordemos que, aunque los usuarios siempre son la prioridad, también estamos buscando que nuestro contenido guste a Google. Por eso lo llamamos contenido para SEO.

Vale, ya tenemos la temática y las palabras claves vinculadas. “¿Y ahora qué?” Pues a escribir. “Ya, ¿pero cómo escribir para SEO?” El primer consejo es ineludible: cuidado con el uso excesivo de palabras claves. Queremos crear textos legibles y coherentes, no textos sin sentido. Introduce aproximadamente una o dos palabras claves por cada párrafo de manera orgánica. No lo fuerces. Los algoritmos de Google son cada vez más semánticos y se percatan del contexto. ¡Por eso necesitas usar sinónimos! ¡Por eso necesitas escribir con naturalidad!

 

Extensión del texto para posicionamiento SEO

Por supuesto, hay muchos otros consejos que podemos darte sobre cómo escribir para SEO. Como por ejemplo acerca de la extensión. Como mínimo, nosotros recomendamos que los textos contengan al menos 600 palabras. ¿Cómo máximo? Tantas como deseas. Es más, cuantas más mejor. Eso sí, no rellenes. Si tu texto va a tener 3.000 palabras, que esas 3.000 palabras merezcan la pena. Después de todo, la experiencia del usuario también es muy importante en el posicionamiento. Si se aburren y abandonan la página rápidamente, malo para el nuestro SEO.

También tenemos que tener mucho cuidado con la extensión de las frases. Aunque Google entiende como normal que haya hasta un 25% de frases con más de veinte palabras, nosotros recomendamos limitarlo a un 15 o incluso un 20%. Eso no significa escribir como si estuviéramos mandando whatsapps. Se trata simplemente de escribir de manera sencilla, de no creernos Dostoyevski con frases larguísimas llenas de comas. El contenido para SEO debe ser atractivo y poder leerse con sencillez y ligereza. Dejemos la literatura enrevesada a los literatos.

Lo mismo ocurre con la voz pasiva. Google tolera hasta un 10% de frases en voz pasiva, pero, una vez más, sería más adecuado bajar este porcentaje. No queremos contentar a Google y a los usuarios. Queremos enamorarlos. Y eso requiere siempre un pequeño esfuerzo extra. Como el de incluir palabras de transición, un tema del que ya os hablamos en nuestro blog de SEO. O el de incluir encabezados, esenciales a la hora de jerarquizar todas las informaciones de un texto. ¿Te ha servido? ¡Pues ahora a ponerlo en marcha!