En la actividad del marketing se genera una enorme cantidad de información. Es más, cuanta más información tengamos en nuestras manos, y siempre que esta sea de calidad, mejores estrategias de marketing podemos dar al mundo. Hasta tal punto es esto cierto que la capacidad de medición –que nos aporta mucha información sobre nuestras campañas- ha elevado al marketing digital a los altares. Dicho esto, todas esas informaciones deben ser recogidas de alguna manera. Hay muchos elementos para distintas informaciones. El brief publicitario es una.

 

¿Qué es un brief publicitario?

¿Nos preguntas qué es un brief publicitario? Pues estás de suerte porque de eso sabemos un montón. Digamos que es un documento escrito donde se encuentran reunidas las informaciones más importantes de un cliente de la agencia de publicidad. Un documento que tienen datos tan relevantes como los objetivos de negocio, todas las estrategias de marketing y ventas, el público al que atacan o las estadísticas. Y un documento que reciben todas las agencias de publicidad para poder planificar e implementar campañas publicitarias de éxito.

Además, y siendo aún más específicos, existen dos tipos de brief publicitario. Por un lado, el brief formal. Aquí nos encontramos ante un documento escrito bien elaborado. Contiene aspectos trascendentales tanto del cliente como de la campaña. Es un documento indispensable para el diseñador, que también deberá recibir el manual de identidad corporativa de la empresa. Gracias a este documento, trabajado y detallado, los publicitarios tienen la capacidad de ser mucho más precisos en la concepción, creación y puesta en marcha de los anuncios.

Por otro lado, encontramos el brief informal. Puede ser un documento con líneas generales básicas o incluso una conversación entre el cliente y el diseñador. Por supuesto, es un modelo mucho menos recomendable dado que carece de la profundización del brief formal. En campañas más pequeñitas o con clientes más modestos podría resultar útil. En cambio, este modelo de brief publicitario no resulta nada conveniente cuando se trabaja en una gran campaña publicitario con un gran cliente.

 

Ejemplo real de briefing publicitario

El brief publicitario debe contener unas informaciones imprescindibles. Esto incluye información corporativa de la empresa en relación a su misión, su visión y sus valores. También un resumen de resultados de campañas previas para conocer qué hacer y qué no hacer. Y una explicación detallada del target al que irá dirigida toda la campaña: su perfil demográfico, sus gustos, sus comportamientos. Y un resumen de la situación actual del cliente en el mercado como marca. Son informaciones imprescindibles para encarar correctamente la campaña.

Pero hay muchas otras informaciones de utilidad que deben estar ahí. Relativas al producto como sus ventajas y desventajas, entre otras muchas cosas. Pero también relativas a la competencia, los canales de distribución, la tendencia del mercado, el presupuesto de la campaña o la duración de la misma. Cualquier ejemplo de un brief publicitario debe contener estos datos en profundidad. Cuanto más detallados estén, más posibilidades existen de que la campaña sea orientada adecuadamente. Por eso es un documento tan importante.

Por supuesto, incluir en estas líneas un ejemplo real de brief publicitario es imposible. Al fin y al cabo, es un documento que cuenta con una buena cantidad de páginas. Un documento para cuya elaboración es importante que nos hagamos las preguntas correctas. ¿Cuáles son los objetivos de la campaña? ¿Cuáles son los rasgos de su producto o servicio? ¿Cuál es el posicionamiento buscado? Haciéndonos estas buenas preguntas estaremos más cerca del objetivo. Un brief publicitario de calidad que sirve como pilar de la campaña.