91 109 05 02 info@impactoseo.com Blog

La irrupción del internet 3.0 en nuestras vidas ha alterado por completo el panorama mercantil a lo largo y ancho del planeta. El tipo de relaciones que posibilita la red hoy en día, con los consumidores mucho más empoderados y con mayor capacidad de influencia en el devenir de las marcas, ha desembocado en una situación muy distinta a la vivida durante los siglos anteriores: las empresas ya no utilizan las marcas para vender productos, sino que utilizan productos para vender las marcas. De ahí la enorme importancia del branding.

Después de todo, nuestra marca no es lo que nosotros pensamos que es nuestra marca. Por el contrario, nuestra marca es lo que el resto del mundo piensa qué es nuestra marca. Esa percepción es la que hace que los usuarios y los consumidores se comporten de una manera determinada para con ella. ¿Significa esto que no tenemos nada que hacer para controlar cómo otros nos ven? En absoluto. Contamos con el branding para intentar redirigir las percepciones y sensaciones que inspira nuestra marca. Pero antes, ¿qué es el branding?

 

Definición de branding

La definición de branding más sencilla y directa sería la que lo describe como el proceso de construir la marca. Ahora bien, la construcción de una marca no pasa únicamente por atribuirle unos logotipos, unos colores y unos símbolos referenciales. En realidad, el diseño de todos esos logotipos, colores, símbolos y demás elementos tanto visuales como conceptuales debe realizarse tratando de inspirar los valores fundamentales de la marca. Eso es construir marca: conseguir que la percepción externa de los valores de la misma coincida con la interna.

Pero no solo afecta al diseño. La estética es muy importante a la hora de consolidar una imagen en la mente del consumidor, sí. Pero también lo es la comunicación. La manera en la que una marca se comunica con el resto del mundo la posiciona dentro de unos valores concretos. Una comunicación que abarca desde las comunicaciones más institucionales hasta las acciones publicitarias, pasando por la gestión de las redes sociales. Errores graves en esta comunicación pueden dañar gravemente e incluso irremediablemente la imagen de una marca.

Al fin y al cabo, lo que es el branding de marca no es otra cosa que la gestión de la reputación. ¿Cómo nos ven? ¿Qué posición en la sociedad nos atribuyen? ¿Qué confianza inspiramos? ¿Qué credibilidad? En ese aspecto, las acciones de branding deben estar siempre desarrolladas de manera coherente entre sí. Pocas cosas dañan tanto una marca como una permanente contradicción o confusión en sus valores. En un mundo cada vez más cercano y transparente, los consumidores exigen integridad.

 

Branding para páginas web

Como apuntábamos anteriormente, todos los elementos visuales que representan a una marca en el mercado y en la sociedad son elementos propios del branding. Después de todo, el nombre, el logotipo o el eslogan calarán en los consumidores e inspirarán unas sensaciones que, si hemos sido efectivos en el diseño de los mismos, irán en consonancia con lo que queremos transmitir. Sin embargo, los elementos online son tan importantes como los offline. De ahí que sea fundamental hacer también branding en la página web de la marca.

Y es que la página web es nuestra casa en internet. Es el escaparate y el lugar donde acuden nuestros usuarios y nuestros consumidores a conocernos e interactuar con nosotros. No importa si tienes una gran empresa o una pyme, siempre necesitarás contar con una web que, como el resto de elementos visuales y comunicativos de la marca, represente los valores que quieres transmitir. ¿Necesitas ayuda? En Impacto SEOMarketing trabajamos el diseño web para que contribuya al branding de tu marca. Confíe en especialistas.