91 109 05 02 info@impactoseo.com Blog

Como explica su propia página oficial, registrarse en Google te permite acceder a muchos productos exclusivos de la multinacional estadounidense. El archiconocido Gmail. La plataforma para almacenar documentos en nube llamada Drive. El sistema de pago Google Pay. Las herramientas de marketing Analytics, Adwords, Adsense o My Business. Así como herramientas avanzadas en herramientas gratuitas de servicios como Maps o Youtube. Y, lo mejor de todo, estando todas interconectadas para optimizar al máximo tus actividades digitales.

Por todas estas razones, es cada vez más complicado encontrar personas que no tengan ya una cuenta en Google. Sea por motivos profesionales o personales, la mayoría de usuarios de internet está registrada en la plataforma del gigante tecnológico. Pero no todos. Si tú eres uno de esos que no pero ahora quieres o necesitas que sí, puede que estés preguntándote cómo hacer una cuenta en Google. Y vamos a ayudarte con eso. Lo único que tienes que hacer es encender tu ordenador, sentarte frente a él y seguir todos nuestros pasos meticulosamente.

 

Registrarse en Google

Antes de comenzar, debemos aclarar que abrir una cuenta en Google es completamente gratuito. Aunque tiene varios productos con versiones Premium como Google Analytics, cuya suscripción más económica puede costar nada más y nada menos que unos 135.000 euros, la cuenta general que permite acceso a los servicios gratuitos no tiene ningún coste. Es importante aclarar esto porque las gigantescas cifras de algunos de sus servicios más exclusivos suelen llevar a engaño. Repetimos: este proceso no te costará ni un solo céntimo. Prometido.

El único precio que tiene crear tu cuenta de Google es proporcionar a la empresa algunos datos personales. En ese sentido, hay que puntualizar que no son datos especiales, sino los mismos datos que suelen demandar todos los portales y servicios digitales para permitir el registro. Además, Google está sujeto a las normativas vigentes en materia de protección de datos como el RGPD, por lo que conservas en todo momento tus derechos ARCO. Es decir, los derechos al acceso, rectificación, cancelación, oposición, portabilidad y olvido de tus datos.

Una vez entendido todo esto, vayamos con nuestro tutorial sobre cómo hacer una cuenta de Google. Como vas a comprobar, es un procedimiento de lo más sencillo. Y muy rápido. Así que habremos acabado en un santiamén.

 

Crear tu cuenta de Google

Para empezar, tan fácil como abrir cualquier servicio web de Google. Por ejemplo, Gmail. Una vez estés dentro y tengas la interfaz delante, encontrarás un botón azul con el mensaje “Crear una cuenta”. Clicamos en él y Google nos redirige a una nueva página. Es aquí donde tendremos que introducir nuestro nombre, nuestros apellidos, nuestro nombre de usuario y nuestra contraseña. Recomendamos que esta última sea compleja. En nuestro post sobre cómo recuperar la contraseña de Gmail aprenderás cómo recuperarla en caso de sufrir un olvido.

Eso sí, si quieres crear una cuenta en Google con otra dirección de correo electrónico ya preexistente, deberás acceder a la creación de la cuenta a través de un servicio diferente de Gmail. Puede ser Drive, por ejemplo, tras clicar en “Crear cuenta” en la pantalla de inicio de sesión. Sea como sea, en Gmail, Drive o cualquier otra, cuando hayas introducido esos datos elementales deberás cumplimentar otros campos secundarios de datos personales como tu cumpleaños, tu género, tu país de residencia o tu número de teléfono para servicios de recuperación.

Una vez hecho, solo te quedarán los pasos más breves y sencillos. Primero, completar el captcha para que Google confirme que no eres un bot. Segundo, aceptar la política de privacidad y clicar en continuar adelante. Y, tercero, clicar en “Empezar” para disfrutar de todas las ventajas que ofrece el registro en Google. Como complemento, también puedes entrar en tu perfil de Google y personalizar tu perfil añadiendo una imagen. Pero no es un paso obligatorio. Solo una opción. ¿A que ha sido sencillísimo?